La cantidad aportada desde el Gobierno de España supone un incremento de casi 6.000 euros con respecto al año pasado, que ya conoció un aumento de cerca del tres por ciento, han informado fuentes estatales a Europa Press.

Para la aprobación de los criterios y las propuestas de distribución de las subvenciones del programa SEPE-Corporaciones Locales en Zonas Rurales Deprimidas, la Subdelegación del Gobierno en Salamanca ha acogido este lunes la reunión de la Comisión Provincial de Seguimiento del Programa de Fomento de Empleo Agrario, un acto presidido por la subdelegada del Gobierno en Salamanca, Encarnación Pérez Álvarez.

El mencionado programa de Fomento del Empleo Agrario tiene como objetivo la contratación, por parte de los ayuntamientos, de trabajadores agrarios en situación de desempleo, para la ocupación de los mismos en obras de interés general y social que "redunden en beneficio del municipio, en el ámbito territorial de los Consejos Comarcales del Instituto de Empleo".

La provincia de Salamanca cuenta en la actualidad con un solo consejo comarcal, correspondiente a la comarca de Peñaranda, de forma que son los municipios de esta zona los que se benefician del programa.

De tal forma, los 59 pueblos salmantinos que conforman el

consejo han presentado este año proyectos subvencionables, para lo que han tenido que mostrar que cumplen con los requisitos exigidos en la convocatoria.

Las características más destacadas de este programa son la realización de obras de interés general y social

competencia de las corporaciones locales y que su ejecución o prestación favorezca la formación y práctica profesional de los desempleados.

PROYECTOS

Entre los proyectos presentados, según la Subdelegación, destacan los relacionados con el desarrollo del medio rural, la conservación y desarrollo del patrimonio forestal y el medio ambiente así como la creación y mejora de infraestructuras.

De esta forma, a través de estas subvenciones, concretamente con el trabajo del personal contratado, se llevarán a cabo obras de pavimentación y urbanización de calles, mantenimiento y conservación de caminos agrícolas, limpieza y conservación de espacios públicos, como parques y jardines.

Todas las obras tendrán una duración de tres meses. Se han de iniciar en el presente año y no podrán coincidir con las temporadas de campañas agrícolas, dado que la finalidad es la contratación de trabajadores agrícolas en los periodos de tiempo en los que estén desempleados al no existir trabajos agrarios de temporada, ha apuntado la Subdelegación del Gobierno en Salamanca.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.