PP y Ciudadanos han vuelto este lunes a sumar mayoría en la Mesa del Congreso para acordar que la enmienda que el PSOE coló la semana pasada en la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, ya en tramitación, sea excluida de este proyecto de ley, lo que significa un nuevo obstáculo de estos dos partidos para que el Gobierno consiga modificar de urgencia la Ley de Estabilidad Presupuestaria para eliminar la capacidad de veto que tiene el Senado a los Presupuestos Generales del Estado. En la práctica, supone que el PP pueda rechazar las primeras cuentas del Ejecutivo de Pedro Sánchez con su mayría absoluta en la Cámara Alta.

La decisión se ha tomado en una reunión de la Mesa que ha durado dos horas y al término de la cual los puntos de vista han sido totalmente distintos.

Mientras que el diputado de Ciudadanos Ignacio Prendes ha asegurado que la decisión de "inadmitir" la enmienda es "correcta, ajustada a la legalidad y la doctrina del Tribunal Constitucional", que indica que las enmiendas insertadas en un proyecto de ley tienen que guardar relación con ésta, el PSOE ha calificado el acuerdo de "arbitrario, inaudito e inaceptable".

La diputada de Unidos Podemos Gloria Elizo ha indicado que su grupo estudiará si presenta un recurso contra la decisión de este lunes ante el Tribunal Constitucional.

De manera excepcional, la presidenta del Congreso y de la Mesa, Ana Pastor, ha ofrecido una rueda de prensa al término de la reunión para explicar que la decisión se ha tomado en base a dos criterios. El primero, la "situación indédita" de que un "idéntico texto" se está tramitando al mismo tiempo como enmienda y como proposición de ley, en relación al artículo de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que el Gobierno quiere cambiar para eliminar el veto del Senado a los Presupuestos.

Por otra parte, Pastor ha añadido que el Tribunal Constitucional dice que las enmiendas tiene que "guardar la necesaria homogeneidad y congruencia" con las inciativas legislativas en las que se insertan" algo que, en opinión del PP y Ciudadanos, no ocurre con la enmienda del PSOE a la ley orgánica del Poder Judicial.

"De lo que estoy hablando aquí es de un principio de legalidad", ha apuntado Pastor para negar que la decisión de la Mesa sea de naturaleza política, es decir, contra el Gobierno de Sánchez. "No es política, es un asunto que tiene que ver con la legalidad y con la defensa de los derechos de todos sus señorías", ha añadido en alusión de los recursos en los que PP y Ciudadanos denunciaban la vulneración de este derecho.

Decisión arbitraria

Frente a estos argumentos, el PSOE ha denunciado mediante un comunicado que "se trata de una decisión arbitraria y contraria a la legalidad". Los socialistas aluden a una resolución del Congreso de 1986 según la cual la Mesa de una comisión parlamentaria donde se tramita una iniciativa legislativa tiene competencia sobre las enmiendas que se incluyen y que, por tanto, no puede ser corregida por la Mesa del Congreso, como ha sucedido este lunes.

"Nunca antes se había revisado desde la Mesa del Congreso una decisión de esta naturaleza", ha argumentado el PSOE, que, al contrario, ha recordado que en hay "numerosos acuerdos" en el que este órgano dice no tener "competencia reglamentaria" para ello.

"Con este comportamiento, los miembros de la Mesa del Congreso pertenecientes al PP y Ciudadanos actúan al servicio de los intereses políticos de sus partidos y en clara vulneración de las normas vigentes", ha acusado el PSOE, que pedirá que la Mesa reconsidere esta decisión.

Precisametne, la Mesa verá en su reunión de este martes la petición de reconsideración que el PSOE ya pidió hace semanas contra la decisión, avalada por el PP y Ciudadanos, de no permitir la reforma de la Ley de Esabilidad Presupuestaria por procedimiento de urgencia, lo que habría obligado al Gobierno a recurrir a la enmienda para lograr eliminar el veto del Senado a los Presupuestos.

Revertir los recortes del PP

Junto al PSOE, Unidos Podemos ha votado en contra de excluir la enmienda para suprimir el veto del Senado y su diputada Gloria Elizo ha mostrado su desacuerdo con la decisión de la Mesa, al considerar que este órgano no es competente para revertir la decisión que tomó la semana pasada la  comisión de Justicia, donde se tramita la reforma de la Ley del Poder Judicial, que acordó permitir la inclusión de la enmienda.

Asimismo, frente a lo que defienden PP y Ciudadanos, que la enmienda tiene que guardar relación con la ley en la que se inserta, Elizo ha defendido que la enmienda del PSOE, que trata de reformar la Ley de Estabilidad Presupuestaria, es "un hilo conductor congruente" porque afecta a los Presupuestos.

Para Elizo, el resultado de la votación de este lunes en la Mesa del Congreso quiere decir tanto como que "estamos debatiendo que estamos amparando el veto del Senao para que no se cambien las políticas del PP con respcto a los recortes en estos ultimos años".

Presiones y amenazas a Pastor

Este lunes, la reunión de la Mesa había empezado ya con las espada en alto. A su llegada, Pastor ha advertido de que ni ella ni la Mesa del Congreso aceptan "presiones" para tomar una ecisión u otra. "La Mesa ni permite ni admite las presiones", ha dicho.

A la salida, Pastor ha insistido en esta cuestión, al advertir de que "la presidenta actúa siempre con objetividad, de acuerdo con la legalidad en el ámbito de la Constituación", aunque, ha dicho, reciba "amenazas".

Estas "amenazas" guardan relación con la posibilidad de que el PSOE pudiera buscar una mayoría para reprobar a Pastor, tal y como sugirieron hace semanas fuentes socialistas, cuando empezó el embrollo legal e institucional sobre el veto del Senado a los Presupuestos. No obstante, la vicepresidenta segunda del Congerso, la socialista Micaela Navarro, ha descartado esta posibilidad a su llegada a la reunión de la Mesa de este lunes.

Sin escuchar a los letrados

Durante las dos horas que ha durado este lunes la reunión de la Mesa se han escuchado posturas a favor de la enmienda y en contra, hasta el punto de que el PSOE ha solicitado que los letrados del Congreso se pronunciaran sobre su legalidad.

Unidos Podemos ha apoyado esta solicitud pero PP y Ciudadanos han vuelto a utilizar su mayoría de cinco votos frente a cuatro del PSOE y Unidos Podemos para rechazarla.

"La reunión ha sido larga, intensa, hemos tenido encima de la mesa los antecedentes, la doctrina del Tribunal Constitucional... la situación desde el punto de vista jurídico estaba absolutamente clara", ha explicado Prendes su rechazo al dictamen de los letrados. Además, ha recordado que la semana pasada tampoco la comisión de Justicia pidió opinión a los letrados para decidir incluir la enmienda sobre la Ley de Estabilidad Presupuestaria en la reforma de la ley orgánica del Poder Judicial, que este lunes PP y Ciudadanos han echado para atrás.