Vivir sin permiso
Una escena de la serie de Telecinco 'Vivir sin permiso'. TELECINCO

Es una enfermedad terrible que hace que olvidemos algunas de las cosas más importantes de nuestras vidas. Pero, ¿qué pasa cuando el alzhéimer ataca a un poderoso jefe de la mafia?

Ese es el hecho que lo desencadena todo en Vivir sin Permiso, la nueva serie de Telecinco que protagoniza José Coronado y que se estrena este lunes a las 22.40 horas.

Esta trepidante ficción muestra la vida de un poderoso empresario gallego llamado Nemo Bandeira. Una vida de poder y lujo que cambiará para siempre cuando un diagnóstico de alzhéimer ponga fecha de caducidad a su reinado en Oeste, la comarca gallega que le vio nacer.

Las consecuencias de su turbio pasado, los problemas del presente y las incertidumbres del futuro saldrán a relucir en la encarnizada lucha que se desatará entre sus herederos por sucederle, tanto en su imperio legal como en el violento reinado que ejerce en las sombras.

Así, Nemo tratará de ocultar su enfermedad para no mostrarse vulnerable mientras pone en marcha el proceso para elegir a su sucesor, lo que provoca una hecatombe en la familia.

Jose Coronado y Álex González encabezan el reparto de esta producción, formado por Claudia Traisac, Luis Zahera, Pilar Castro, Álex Monner, Ricardo Gómez, Giulia Charm, Unax Ugalde, Carlos Hipólito, Leonor Watling, Patrick Criado, Edgar Vittorino, Pol Monen, María Guinea y Javier Abad.

Rodada íntegramente en Galicia y con una gran presencia de los exteriores y paisajes de esta localización, la serie contará también con un nutrido plantel de actores gallegos como Ledicia Sola, Xabier Deive, Daniel Currás, Camila Bossa, Mercedes Castro, Manuel Cortés, Carmela Martins y Paula Pier, entre otros.

El guionista y creador de la serie, Aitor Gabilondo, hace ver en relación con la serie que "el Alzhéimer es uno de los grandes temores sociales de la actualidad. Padecerlo nosotros o que lo padezca un ser querido nos aterra. Olvidar tus recuerdos, la cara de tus hijos o la tuya propia parece una premisa de película de terror, y más aún en la era de Internet, ese monstruo memorioso que jamás olvida nada".

"El Alzhéimer cae como una bomba en cualquier familia, pero si se trata de la familia de un peligroso narcotraficante, entonces la paradoja dramática está servida. Porque la enfermedad no sólo borra los buenos recuerdos, también borra los malos, que en el caso de Nemo Bandeira, el poderoso patriarca de Vivir sin permiso, no son otros que la corrupción, las extorsiones, el narcotráfico o los asesinatos".