Estudiantes de la UPO
Estudiantes de la UPO UPO - Archivo

Las carreras que más futuro laboral tienen son las relacionadas con las Ciencias, la Tecnología, la Ingeniería y las Matemáticas. En inglés se engloban bajo el acrónimo STEM y hay relativamente pocas mujeres cursándolas, optando mayoritariamente por las disciplinas sanitarias, Humanidades o Ciencias Sociales y Jurídicas por diferentes motivos.

Según los últimos datos del Ministerio de Educación, las mujeres son mayoría en las universidades españolas (el 54%), pero sólo representan el 25 por ciento de los estudiantes de la rama de Ingeniería y Arquitectura.

Los colegios profesionales contabilizan que, por cada dos ingenieras, hay ocho ingenieros en España. Hay datos, según Heredia, "especialmente llamativos: las alumnas matriculadas en grado y en primer y segundo ciclo en las universidades públicas españolas en el curso 2014-2015 en Ingeniería y Arquitectura sólo representan el 25,8 por ciento del total; mientras que en Ciencias de Salud las alumnas representan el 71,1 por ciento; en Artes y Humanidades el 61,3 por ciento y en Ciencias Sociales y Jurídicas el 60,4 por ciento.

El número de alumnas que se matriculan en Ingeniería está bajando progresivamente desde el curso 2011-2012 hasta la fecha, ha puntualizado Heredia. Así, han pasado de 79.692 alumnas matriculadas ese curso a solo 66.017 en el 2014-2015. "Un descenso de más de 13.000 alumnas en solo tres cursos", ha lamentado a Europa Press.

A su juicio, es necesario también, como apunta la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), reducir la brecha de género en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) donde la proporción de mujeres fue tan solo del 12 por ciento en 2015 (19% media de la OCDE).

En su último informe Panorama de la Educación 2017: indicadores de la OCDE, recuerda que los estudios superiores -enseñanza universitaria y Formación Profesional de grado superior- sobre Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM) se consideran clave para el crecimiento económico y la innovación.

Al igual que en la mayoría de países de la OCDE, las españolas tienen poca presencia en los estudios de STEM y, en cambio, una presencia "desproporcionada" en carreras relacionadas con el sector educativo -España, 79%; OCDE, 78%- así como en salud y bienestar -España, 72%; OCDE, 75%-.

ELLAS, MEJORES NOTAS

Heredia destaca que las mujeres jóvenes que terminan estudiando estas carreras obtienen, de media, mejores resultados que los chicos. Por tanto, no es por que tengan notas peores, sino porque optan por otras líneas de estudio.

Por ello, el diputado socialista considera "fundamental" que el Gobierno ponga en marcha "con la mayor brevedad" un plan específico donde se incida con una adecuada orientación educativa desde la ESO y el Bachillerato para acabar con esta brecha de género en materia educativa, que se está agrandando progresivamente en el país.

En concreto se solicita que se ponga en marcha dicho plan el próximo curso para acabar con la citada brecha de género en estudios superiores -enseñanza universitaria y Formación Profesional de grado superior- sobre todo en Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (STEM).

Consulta aquí más noticias de Málaga.