Último sol del verano
El último sol del verano se pone sobre los aerogeneradores de la sierra de Badaia, cerca de Vitoria, dando paso al otoño astronómico. David Aguilar / EFE

El otoño, que comienza este domingo a las 3.54 hora peninsular, se verá realzado por la presencia de los planetas Marte y Saturno, a lo largo de toda la estación, y por la lluvia de estrellas de las Dracónidas, Leónidas y las Gemínidas.

El otoño, con una duración de 89 días y 20 horas, finalizará el 21 de diciembre y se efectuará el cambio de hora —el domingo 28 de octubre— recuperando así el horario de invierno, según datos facilitados por el Observatorio Astronómico Nacional (OAN).

A lo largo de todo el otoño, y tras la puesta de sol, serán visibles los planetas Marte y Saturno, mientras que Júpiter solo hasta mediados de noviembre, y al amanecer, brillarán Venus —a partir de noviembre— y Júpiter —a partir de diciembre—.

La primera lluvia de meteoros importante del otoño, las Dracónidas, alcanzará su máximo el 8 de octubre, las Leónidas, el 17 de noviembre y las Gemínidas, la lluvia más intensa del equinocio otoñal, ocurrirá hacia el 14 de diciembre.

Durante la noche otoñal y alrededor de la Estrella Polar se podrán apreciar agrupaciones ficticias de estrellas conocidas como constelaciones: el Cisne, Casiopea, la Osa Menor y la Jirafa.

Un otoño sin eclipses

La primera luna llena del otoño tendrá lugar el 25 de septiembre, y las dos siguientes se sucederán el 24 de octubre y el 23 de noviembre, mientras que la luna nueva brillará el 9 octubre, el 7 de noviembre y el 7 de diciembre, según datos del Observatorio que señala no se producirá ningún eclipse en toda la estación.

Durante el equinocio tendrá lugar el cambio horario y así, el último domingo de octubre (28), a las 3.00 de la madrugada hora peninsular, se retrasará el reloj hasta las 2.00 de la madrugada, por lo que ese día tendrá oficialmente una hora más.

El inicio de la estación coincide con la época del año en la que el día se acorta más rápidamente: en nuestra latitud, el Sol sale por las mañanas más de un minuto más tarde que el día anterior, y por la tarde se pone un minuto antes, por lo la presencia del sol se reduce en 3 minutos cada día.

El equinoccio de otoño puede darse en cuatro fechas distintas del calendario: los días 21, 22, 23 y 24 de septiembre, aunque durante el siglo XXI solo se dará los días 22 y 23 de septiembre.

El inicio más tempranero sucederá en el año 2096, y el más tardío ocurrió el año 2003; estas variaciones anuales son debidas al modo en que la duración de la órbita de la Tierra alrededor del Sol (conocida como año trópico) encaja en la secuencia de años bisiestos del calendario.