"Una semana que comenzamos con una sonrisa, con un momento que ha entrado ya en la historia de la ciudad cuando 60.000 personas al tiempo cantamos el Himno de Logroño tras el disparo del cohete, y que hoy despedimos también con una sonrisa porque todo ha transcurrido con alegría, con solidaridad, con la unión de todos los logroñeses y de los que nos han venido a visitar".

Así, y como responsables fundamentales de este éxito, la alcaldesa ha tenido unas palabras de reconocimiento tanto para las peñas -protagonistas hasta el último momento, en esta quema de la cuba, "con la misma felicidad y el mismo ritmo que hace una semana"- como para las casas regionales, cofradías, grupos folclóricos, asociaciones de vecinos, voluntarios, trabajadores de los servicios municipales, cuerpos de seguridad y sanitarios y diferentes colectivos que desde distintos ámbitos de actividad "se han volcado con la ciudad para llevar la felicidad a todos sus rincones".

Porque ésta ha sido una de las características destacadas por la alcaldesa, cómo la fiesta se ha podido ver en el centro y en los barrios, con numeroso público en todas las actividades y gente en las calles como nunca.

La amistad y solidaridad que priman en estos momentos ha sido también puesto de relevancia en el discurso de Gamarra, señalando que "echamos la vista atrás y vemos numerosos instantes de felicidad que en estos sanmateos hemos podido vivir con familiares y amigos".

Porque en San Mateo 2018, "las cuadrillas se han vuelto a juntar para cocinar una caldereta o asar unas chuletas; las familias han ido juntas a las barracas; los jóvenes han quedado para disfrutar de una noche de fuegos y asistir a los conciertos; y los abuelos se han sentado en el suelo de la Plaza del Ayuntamiento a jugar con sus nietos".

Iniciativas novedosas del programa como los juegos intergeneracionales o la competición de skaters, eje de un completo programa joven, han propiciado estos "instantes mágicos" con los que tenemos que despedir este San Mateo "pero que nos dan pie ya a comenzar a preparar el siguiente, el San Mateo 2019".

Como ha señalado la alcaldesa, "en la Vendimia recogemos el mejor fruto de nuestra tierra, debemos estar agradecidos por ello y compartirlo con los demás; cargándonos de energía, buenos sentimientos y grandes proyectos ilusionantes para este curso que ahora iniciamos".

Cuca Gamarra no ha querido despedir estas fiestas sin unas palabras de agradecimiento especial para Andrea y Álvaro, "nuestros Vendimiadores 2018 que nos han representado con orgullo, siempre con esa sonrisa amplia, a todos y cada uno de los logroñeses que hoy nos congregamos aquí y a los que ha podido vivir la felicidad de los sanmateos en uno un otro momento".

Y ha concluido pidiendo nuevamente un grito unánime por la ciudad y sus vecinos. '¡Viva San Mateo! ¡Viva Logroño!'.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.