Ryanair
Pasajeros entrando en un avión de la compañía Ryanair. EFE

El sindicato belga CNE anunció este sábado que llevará ante el Tribunal Laboral de Bruselas a la aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair por haber despedido a una azafata en Bélgica por hablar con los medios de comunicación durante la huelga del pasado 25 de julio.

La azafata fue convocada a Dublín el 20 de septiembre, coincidiendo con la junta general de accionistas de la compañía, y se le comunicó su despido por haberse dirigido a la prensa durante el paro, según la central obrera.

"Entre las razones invocadas, más allá de trivialidades, se le reprochó que se expresara en los medios de comunicación (...) No se le reprocha nada del contenido de su comunicación, pero sí el hecho de haber hablado con la prensa", señaló la organización sindical en declaraciones que recoge la agencia Belga.

El CNE, en el que milita la afectada, considera que se trata de un ataque a las libertades sindicales y supone un comportamiento "inaceptable" porque podría "aterrorizar" al resto de miembros.

La huelga del 25 de julio fue uno de los paros que desde entonces realizan cada mes empleados de Ryanair de varios países europeos como Bélgica, España, Portugal, Italia u Holanda, en conflicto abierto con la compañía que preside Michael O'Leary.

Los trabajadores denuncian que Ryanair no les permite crear sindicatos y negociar convenios colectivos y que la empresa utiliza a su conveniencia leyes de los países donde opera o leyes irlandesas, ya que tiene su sede en Dublín.

Los sindicatos de esos países han convocado una nueva huelga para el 28 de septiembre.