El director de escena de la producción 'La flauta mágica', que próximamente se representará en el Palau de les Arts de València, Graham Vick, ha destacado que la inclusión de 60 figurantes no profesionales es "una acción social para establecer una vía de conexión entre el Palau de les Arts y la ciudad". Y asevera que "trabajar con los ciudadanos es un reto que merece la pena asumir"

Así lo ha expresado Vick en un mensaje reproducido a través del Twitter del Palau de les Arts a raíz de las "dudas", señalan, provocadas por la convocatoria. Este viernes la Associació de Professionals de la Dansa de la Comunitat Valenciana (APDCV) y la Associació d'Actors i Actrius Professionals Valencians (AAPV) habían criticado que el coliseo buscara participantes no profesionales y no remunerados, "a pesar de que en sus bases advierte de exigencias puramente profesionales, como un mes entero de ensayos diarios y actuar en seis representaciones".

Al respecto, el director de escena defiende que se trata de "una acción social para establecer una vía de conexión entre el Palau de les Arts y la ciudad de Valencia, una invitación dirigida a cualquier persona gracias a un acto de puertas abiertas (sin audición, sin necesidad de poseer una formación, sin evaluación), que brinda la oportunidad de conocer los entresijos creativos de una ópera, a la vez que se aportan las propias historias y se escuchan las de otros".

"Esta oferta de total inclusión destinada a aquellos colectivos a los que cuesta involucrar en este tipo de espectáculos, conlleva una mayor flexibilidad de nuestras normas. Así pues, para los profesionales de este sector, trabajar con los ciudadanos es un reto que merece la pena asumir".

Recuerda que hay dos películas destacadas en la historia del cine que poseen una tensión creativa similar:

La batalla de Argel, de Gillo Pontecorvo, y El árbol de los zuecos, de Ermanno Olmi. En ambas producciones, casi todo el elenco está compuesto por ciudadanos locales, actores no profesionales.

Para Vick, "esta fusión de la materia prima con la sofisticación artística -en ocasiones excesivamente oscura- es el eje de este viaje". Y agrega que "todo comenzó en una agitada ciudad de provincias italiana y su alcance ha tenido un hondo calado en su población".

"Estoy deseando desarrollar un trabajo que nos implique con las experiencias de los ciudadanos de Valencia y también estoy impaciente por ver a dónde nos llevan sus historias. Es el momento de abrir nuestras puertas, nuestras mentes y nuestros corazones", concluye.

Consulta aquí más noticias de Valencia.