La Xunta de Galicia ha confirmado que un nieto de Franco pretende vender su parte del Pazo de Meirás, situado en Sada (A Coruña) y antigua residencia de verano del dictador, a una empresa de su propiedad.

Así lo han transmitido fuentes de la Consellería de Cultura, Educación y Ordenación Universitaria, a Europa Press, después de que se haya conocido a través de La Voz de Galicia que Francisco Franco Martínez-Bordiú, pretende vender la parte que le corresponde del Pazo a su propia empresa, la sociedad Pristina S.L.

Según recoge la misma publicación, el heredero de Franco habría presentado el 7 de julio en el registro general de la Xunta las escrituras corespondientes a las actas de notificación sobre los derechos de tanteo y retracto de la sépitma parte de las también conocidas como Torres de Meirás, así como de las esculturas de Abraham e Isaac, atribuidas al maestro Mateo.

Su pretensión sería vender esa parte del Pazo a su propia empresa para aumentar su capital social. Pero esta acción supondría que la Xunta disponga de un plazo de tres meses para igualar la oferta y adquirir esa parte.

LA XUNTA NO PREVÉ EJERCER DERECHO DE TANTEO Y RETRACTO

Ante esto, fuentes de la Consellería de Cultura han reiterado que, como ya se expuso en anteriores ocasiones, la Xunta no tiene intención de ejercer derecho de tanteo y retracto sobre el Pazo de Meirás, porque supondría derivar dinero público a la familia Franco, y tampoco para una de las partes alícuotas.

La acción se produce cuando todavía sigue abierto el debate en torno a a la recuperación del Pazo, que Franco recibió en el año 1938 tras una cuestación popular impulsada por la Diputación, para patrimonio público.

El propio Parlamento gallego aprobó en julio por unanimidad una proposición no de ley en la que instaba al Gobierno a iniciar un proceso civil para la devolución del pazo, que antes de pertenecer a Franco fue la residencia de la escritora Emilia Pardo Bazán.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.