Tatuaje
Una joven lleva un tatuaje en la zona lumbar. GTRES

A pesar de que nunca han dejado de estar de moda, los tatuajes vuelven a vivir una época dorada, en parte gracias al efecto llamada de muchos famosos e influencers que deciden tatuarse en su cuerpo una frase o una imagen significativa, como Emilia Clarke, una de las protagonistas de la exitosa serie Juego de tronos.

No obstante, los expertos advierten de que no vale cualquier zona del cuerpo para tatuar, ya que unas son más adecuadas que otras. En este sentido, la doctora Natalia Jiménez Gómez, del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid ha advertido de que uno de los problemas que pueden conllevar los tatuajes es que pueden ocultar enfermedades cutáneas.

"Se deben evitar los tatuajes en las zonas de lunares, o encima de ellos, porque la tinta del tatuaje impide ver si estos son normales o no, o indicativos de que puede haber melanoma", indica en una entrevista con el portal Infosalus.

En el caso de las mujeres, otra parte delicada del cuerpo es la zona lumbar, donde se inyecta la epidural, ya que una punción sobre una zona tatuada puede desplazar hacia el interior partículas de pigmento que podrían llegar a la médula espinal, señala la dermatóloga.

Para que esto no ocurra, la solución que propone es evitar la punción directa y realizar, en su lugar, una incisión muy pequeña con el bisturí para saltarse la zona de la tinta e impedir así que las partículas alcancen la médula.

Asimismo, esta experta destaca la importancia de cuidar esa parte de la piel para evitar infecciones superficiales como los impétigos. A eso se pueden sumar complicaciones de cada individuo, como que sea alérgico a la tinta del tatuaje, agrega.