Kellys
Dos camareras de piso trabajando en un hotel. EUROPA PRESS

La Seguridad Social reconoce el síndrome del túnel carpiano como enfermedad profesional a las camareras de piso, conocidas como las kellys.

Así consta en una carta remitida por la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social al presidente de las Mutuas Colaboradoras  (AMAT), José Carlos Lacasa, en la que se fija un criterio único por el que se consideran enfermedades profesionales aquellas dolencias causadas directamente por trabajos concretos, según explica el Gobierno en un comunicado.

Precisamente entre estas dolencias se encuentra el síndrome del túnel carpiano, pero también otras patologías como la bursitis, epicondilitis o tendinitis, tal y como recoge el Real Decreto 1299/2006 sobre el cuadro de enfermedades profesionales reconocidas por la Seguridad Social.

A las profesiones hasta ahora asociadas a este tipo de dolencias que aparecen en el listado de dicha ley se añadirán también la de camarera de piso y otras ocupaciones que también "exigen el desempeño de trabajos con la intensidad y repetición necesarias para generar estas patologías", expone el Ministerio de Trabajo y la Seguridad Social en la misma nota.

El pasado 30 de agosto, la Mesa de Empleo de Calidad en el Sector de la Hostelería y el Ministerio de Trabajo llegaron a un acuerdo para el reconocimiento como enfermedades profesionales de las kellys aquellas "relacionadas con determinados movimientos repetitivos en brazos y manos propios de su trabajo", una demanda reiterada por parte de este colectivo.