Una vaquilla atada a una cuerda intenta escapar y grita de dolor.
Una vaquilla atada a una cuerda intenta escapar y grita de dolor. Youtube Asociación Cultural Antitaurina Ciudad Real

Durante las fiestas de San Mateo en Cuenca, una vaquilla enmaromada intentaba huir gritando y llorando de dolor pese a tener los cuernos atados con cuerdas tiradas por veinte personas.

Las imágenes de esta escena han sido publicadas en las redes sociales por la Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real, en las que se puede ver cómo el animal es sacado a la fuerza del camión en el que había sido transportado.

La asociación animalista recuerda que según el Reglamento de Festejos Taurinos de Castilla-La Mancha, no están permitidos los toros atados a un punto fijo, además las personas que sujetan a la vaquilla, "la mayoría no tienen ningún tipo de formación".

También denuncian que "lo que nunca se muestra al público es el antes y el después del uso público de cada animal". Explican así que los animales son atados a un punto fijo en las cuadras, pudiendo llegar a estar horas con solo unos centímetros para poder moverse.

En esta denuncia se suma también la crítica que hacen al alcohol consumido previamente por muchos de los participantes, entre los cuales también se encuentran menores de dieciséis años, que tienen prohibída su entrada, pero participan "sin ningún tipo de control".

Lo que pretenden desde la asociación es sensibilizar tanto a las miles de personas conquenses como turistas de disfrutar las fiestas que organiza la juventud pero reclamando un San Mateo libre de violencia animal, para que se dejen de dar la espalda a casi la veintena de animales maltratados en sus fiestas.

Anima a las demás asociaciones y plataformas en defensa de los animales de la ciudad a que se sumen.

Al Ayuntamiento de Cuenca le piden "más valentía y empatía política" y que deje de subvencionar con dinero de toda la ciudadanía los eventos taruinos.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.