Según ha informado el Tribunal Supremo, el cadáver del niño (de menos de 2 años de edad) fue abandonado dentro de una maleta en un apeadero de Oviedo, hechos ocurridos en 2014. La madre del menor fue condenada por complicidad en dicho asesinato y autoría por omisión de los malos tratos.

El TS rechaza los recursos de ambos acusados y confirma íntegramente la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, que ordenó enjuiciar de nuevo por un tribunal que no fuese jurado el delito de lesiones también imputado a ambos procesados, por el que habían sido condenados a otros 5 años de cárcel por parte del tribunal del jurado de la Audiencia de Oviedo que vio el juicio en primera instancia. Esta última pena fue anulada, pendiente el nuevo enjuiciamiento que debe llevarse a cabo por dicho delito de lesiones.

El TSJ asturiano, en la sentencia confirmada, condenó a David F.V. a 28 años y 5 meses de prisión por delitos de asesinato (25 años), malos tratos habituales (3 años), y profanación de cadáveres (5 meses). La madre del niño, Fadila Ch., por su parte, fue condenada a

20 años y 8 meses de prisión, por complicidad en el asesinato (18 años), autoría por omisión del delito de malos tratos (2 años y 3 meses), y autora material del delito de profanación de cadáveres (5 meses).

Consulta aquí más noticias de Asturias.