Plantación de marihuana en la masía de Vistabella
Plantación de marihuana en la masía de Vistabella GC

En la primera actuación, los agentes tuvieron conocimiento de un posible cultivo en la terraza de una vivienda de Oropesa. La plantación estaba en una pérgola cerrada lateralmente mediante toldos para ocultar la marihuana.

En total, los guardias civiles intervinieron en Oropesa un total de 14 plantas de gran tamaño, 49 gramos de hachís, 740 gramos de cogollos de marihuana dispuestos en diferentes envases y una balanza de precisión.

Por ello, los presuntos responsables -un hombre y su pareja de 36 y 35 años, respectivamente- fueron arrestados como presuntos de un delito contra la salud pública, tras lo que las diligencias han pasado a disposición de los Juzgados de Castellón. La actuación fue realizada por efectivos de la Guardia Civil de Oropesa.

96 PLANTAS EN ROSELL

En la segunda intervención en Rosell, los guardias civiles se percataron de un fuerte olor a marihuana en una vivienda del término municipal. Dentro había una plantación tras una valla cubierta con una tela de color verde, que cercaba el lateral de la casa donde había una gran cantidad de plantas de droga.

Tras localizar e interrogar al propietario y efectuar un registro, los agentes procedieron a la incautación de 96 plantas de marihuana. El presunto responsable, un hombre de 32 años, también fue detenido como supuesto autor de un delito contra la salud pública.

PLANTACIÓN EN UNA MASÍA DE VISTABELLA

Y en la tercera operación, los guardias civiles pertenecientes al Equipo ROCA de Castellón localizaron en la población de Vistabella una masía donde había una plantación de marihuana de grandes dimensiones y en estado de floración avanzado. En total, se incautaron de 115 plantas de marihuana de dos metros, mientras el dueño de la finca estaba ausente.

Tras las pesquisas, los investigadores averiguaron que el responsable se había refugiado en la localidad de Alcalà de Xivert. El hombre, de 58 años, finalmente fue detenido como supuesto autor de un delito contra la salud pública, y las diligencias han pasado al Decanato de los Juzgados de Castellón.

Esta última actuación ha sido realizada por efectivos de la Guardia Civil del Equipo ROCA de Castellón, puesto de la Guardia Civil de Atzeneta y de Alcalà de Xivert.

Consulta aquí más noticias de Castellón.