Slash
Slash (con sombrero) junto a Myles Kennedy & The Conspirators, la banda que le acompaña en su carrera en solitario. GENE KIRKLAND / WARNER

Además de reunirse para girar con Guns N'Roses, a Slash le ha dado tiempo en los últimos cuatro años a dar forma a su tercer álbum con Myles Kennedy
& The Conspirators, el cuarto de su carrera al margen de Axl Rose.

En Living the Dream, el guitarrista nos invita a un viaje de regreso a los 90, con ingredientes de lo mejor del rock que triunfó entonces pero sin olvidar las influencias clásicas:de sus Guns a Aerosmith, pasando por AC/DC o Marilyn Manson pero también Deep Purple y, por qué no, el grunge más depurado de unos Pearl Jam o Soundgarden.

Abre el álbum Call of the Wild, una declaración de intenciones: batería poderosa, un bajo que suena como una apisonadora y las guitarras que todos esperábamos, además de pasajes que compiten con las mejores baladas de su exbanda. La máxima expresión de esa doble cara es la intimista The One You Loved Is Gone.

Sus recursos y estructuras suenan como una Biblia de rock contemporáneo:los juegos vocales de Kennedy son canónicos y están exactamente donde deben; los solos de Slash son justos y necesarios. Una lección de música de las que motivan a bucear en otros muchos discos.

Slash ya ha anunciado las fechas de su gira, que pasará por España en marzo: el 12 en el Sant Jordi Club de Barcelona y el 13 en el WiZink Center de Madrid.

Aquí puedes leer una entrevista con motivo del nuevo disco, Living the Dream: "Disfruto a tope de mis dos facetas como músico".