El alcalde de Sant Josep, Marí Ribas
El alcalde de Sant Josep, Marí Ribas EUROPA PRESS

El alcalde Josep Marí Ribas se ha reunido con el secretario general de Abaqua, Ernesto Santamaría, para abordar esta cuestión y ha explicado que en Sant Jordi y en Playa d'en Bossa existe la separación de pluviales y residuales, aunque en los días de fuertes lluvias la depuradora puede llegar a recibir unos 6.000 metros cúbicos diarios de agua, cuando lo habitual son 1.500.

Según el alcalde, esto provoca que la planta no tenga capacidad para absorber ni tratar este volumen, por lo que se producen los vertidos.

Así, el Ayuntamiento impulsará una investigación "con sistemas manuales, mecánicos y cámaras para ver estas aportaciones extraordinarias de aguas pluviales de dónde vienen".

En la reunión, los técnicos han destacado que esta entrada de aguas pluviales en la red comenzó a producirse con más virulencia desde la construcción de la trinchera de la autopista ya que hubo modificaciones en la red municipal.

Además, se estudiará la posibilidad de que particulares hayan conectado de forma irregular la evacuación de pluviales a la red.