Andreu Manresa, director general de IB3
Andreu Manresa, director general de IB3 PARLAMENT - Archivo

En la Comisión de control a IB3 en el Parlament, Manresa ha explicado que este importe corresponde a las cuotas de Seguridad Social de los últimos cuatro años que son exigibles, cuyo plazo para abonarlo es hasta final de diciembre de 2018.

El director general ha detallado que en agosto Inspección de Trabajo dio de alta de oficio en el Régimen General de Trabajadores a los siete trabajadores autónomos y ha indicado que actualmente se ha clasificado a los autónomos como personal temporal interino hasta que se cubra la plaza.

En este sentido, Manresa ha sostenido que no será preciso crear nuevas plazas, "sino reajustar una". Además, ha asegurado que "no hay constancia de que haya más personas en situación similar".

Igualmente, Manresa ha querido defender que los autónomos "son una figura legal" y que los trabajadores autónomos económicamente dependiente (TRADE) de IB3 "tenían contrato oficial y público". "No era una situación oculta", ha añadido.

AUTÓNOMOS AFECTADOS

En un comunicado, varios de los autónomos afectados han asegurado estar "sorprendidos" ante el anuncio de Manresa de que se regularizará la situación mediante un contrato de interino temporal, "teniendo en cuenta que Inspección de Trabajo aún no ha presentado su resolución ante la denuncia".

En este sentido, han comentado que "esta resolución no podrá ser efectiva hasta que el Ente cumpla con la obligación de pago que ha requerido Inspección de Trabajo" para regularizar las cotizacionesde los últimos cuatro años.

Por otra parte, han aclarado que su incorporación al Régimen de Trabajadores "se ha realizado a través del código 100, asignado por la Seguridad Social, y que corresponde al tipo 'Contrato Indefinido a tiempo completo'".

Sin embargo, han precisado, la relación laboral mantenida hasta ahora con el Ente "es de naturaleza indefinida desde el inicio de la prestación de servicios, al haber actuado IB3 de forma fraudulenta".

Por último han manifestado que seguirán tomando "todas las medidas legales oportunas" si la dirección actual del Ente "insiste en el no reconocimiento" de sus derechos como trabajadores.

INSULTOS Y AMENAZAS EN LAS REDES

Entre otras cuestiones tratadas este jueves en la Comisión de control, Manresa ha explicado que en IB3 hay un protocolo de actuaciones que establece cómo se tienen que subir los contenidos, así como diversas normas para no entrar la polémica que se pueda generar en los comentarios de las noticias.

"Nosotros difundimos, no respondemos. No entramos en polémica, ni entramos en el juego político. Promocionamos contenidos y programas sin opinión personal", ha indicado el director general, tras asegurar que no se tolera que haya amenazas y que en la medida de lo posible "se evitan los 'trolls'".