Marine Le Pen
La ultraderechista Marine Le Pen. ERIC GAILLARD

La ultraderechista Marine Le Pen, líder del partido francés Agrupación Nacional, ha denunciado este jueves que un tribunal ha ordenado realizarla un examen psiquiátrico por haber publicado fotos de ejecuciones del Estado Islámico (EI) en Twitter.

"Por haber denunciado los horrores de Daesh en tuits, ¡la 'justicia' me somete a un examen psiquiátrico! ¿Hasta dónde van a llegar?", ha denunciado en su perfil oficial, adjuntando la notificación judicial.

Le Pen publicó en diciembre de 2015 en su cuenta de Twitter imágenes de ejecuciones practicadas por el EI como respuesta a un periodista francés que había comparado a ese grupo terrorista con el Frente Nacional, el anterior nombre de su formación.

"Eso es el EI", señaló en su controvertido mensaje, antes de retirar una de las tres imágenes, la de la decapitación del periodista James Foley, a petición de la familia de este reportero estadounidense.

La notificación del Tribunal de Gran Instancia de Nanterre, en las afueras de París, fechada el pasado 11 de septiembre, solicita al médico designado establecer si la infracción que se le imputa está en relación con "elementos factuales o biográficos de la interesada".

El tribunal también pide al facultativo determinar si en el momento en que publicó esas fotos padecía algún problema psíquico que pudo afectar al "control de sus actos" y si la política ultraderechista está en capacidad de entender las preguntas que se le hacen o sufre de "anomalías mentales o psíquicas".

"Es totalmente alucinante. Este régimen empieza verdaderamente a dar miedo", denunció este jueves Le Pen, cuya eventual condena por "difusión de un mensaje violento" podría suponerle hasta tres años de cárcel y 75.000 euros de multa.