Lluvia en Santander
Lluvia en Santander EUROPA PRESS - Archivo

El verano, que finaliza este domingo, ha sido muy cálido y muy húmedo en Cantabria. De hecho, ha sido el séptimo más lluvioso desde 1981 y el octavo más cálido en el mismo periodo.

Así lo han indicado en rueda de prensa el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Cantabria, José Luis Arteche, y el responsable de la sección de Climatología de la misma, Juan José Rodríguez.

Arteche ha avanzado que, según la previsión, el próximo lunes 24 un frente traerá lluvias leves a Cantabria, si bien en el conjunto de los diez días que quedan de mes la situación será anticiclónica, seca y muy estable. Así ha comenzado el mes, cálido y seco.

De cara al otoño, que comenzará este domingo 23 a las 3.54 horas, las previsiones no son tan precisas. No obstante, se estima que los valores sean superiores a los normales en temperatura, tanto en Cantabria como en España, mientras no se detectan diferencias significativas en cuanto a la precipitación esperada.

Por lo que se refiere al verano en Cantabria, junio ha sido muy húmedo (el sexto más lluvioso desde 1981), julio muy húmedo (el más lluvioso de la serie y muy poco frecuente, según Rodríguez) y agosto seco, lo que se resume en una estación muy húmeda, un 50% por encima de la media, aunque las precipitaciones han estado concentradas.

De este modo, varias estaciones meteorológicas han registrado récord de precipitaciones en julio, como la de Bareyo, con un 479% más de lo normal (cinco veces más), Sierrapando (Torrelavega) con un 371% más, Parayas (Santander) con un 321% más, o Treto, con un 319% más.

También ha sido un verano de muchas tormentas y, en este sentido, ha acogido el tercer julio con más descargas de rayos en los últimos 18 años.

Además, junio ha sido un mes ligeramente cálido y julio y agosto muy cálidos, lo que ha dado lugar un verano muy cálido, con 0,6 grados por encima de la media, lo que constituye una "anomalía", ha indicado Rodríguez, que ha apuntado que las temperaturas han estado por encima de lo normal "buena parte" del verano.

Las mínimas se registraron a principios de junio y las máximas el 6 de agosto, coincidiendo con la ola de calor que afectó a todo el país, si bien este verano no han superado los 35,5 grados en Cantabria.

El año hidrológico, que finaliza el 1 de octubre, se ha situado con valores un 50% por encima de lo normal, que suben al 55% en el caso del año agrícola (de agosto de 2017 a agosto de 2018).

En España, el verano ha sido cálido, con 0,6 grados por encima de la media (como en Cantabria), con el segundo agosto más cálido de la serie, y húmedo o muy húmedo (un 22% por encima de lo habitual). Septiembre ha comenzado con temperaturas un grado por encima de lo normal y con lluvias normales, aunque haya llovido intensamente en algunas localidades. El año hidrológico también arroja valores por encima de la media, sobre todo en el norte.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.