El papa Francisco y Bono, de U2
El papa Francisco y Bono, el cantante de U2, posan ante los fotógrafos. Prensa Del Vaticano / EFE

U2 retorna este jueves a España, a Madrid concretamente, donde la banda da dos conciertos. Son los únicos conciertos de la gira 'Experience+Innocence', que iniciaron el pasado 2 de mayo en Tulsa, Oklahoma (EEUU), que darán en España. Así que no es de extrañar que no haya entradas desde hace meses.

La banda de Paul Hewson 'Bono' está este jueves en Madrid, pero el miércoles estaban en Roma. Allí el cantante fue recibido en el Vaticano por el papa Francisco, con el que habló de su "dolor" por la pedofilia en la Iglesia.

Así se lo contó a los periodistas el artista irlandés: "Como estuvo hace poco en Irlanda hablamos sobre lo que ocurre en la Iglesia (los escándalos de pedofilia) y sobre la impresión de que los abusadores han sido más protegidos que sus víctimas".

Bono explicó más. "Se podía ver el dolor en su rostro, era sincero. Es un hombre extraordinario para tiempos extraordinarios", comentó. "Sufrí mucho", dijo que le confesó el papa al hablar de su encuentro con ocho víctimas irlandesas de abuso sexual durante su viaje de dos días a Irlanda a finales de agosto.

El líder de U2 estuvo reunido durante una media hora con el papa Francisco en la residencia privada de Santa Marta en el Vaticano. Con el papa, hablamos también de economía, de "cómo debemos considerar la bestia salvaje que es el capitalismo", que en vez de ser "inmoral" es "amoral", explicó Bono.

La banda irlandesa llega a Madrid nada menos que 13 años después de su última actuación. Tras los dos conciertos en Madrid, U2 viaja a Dinamarca, Alemania –donde en noviembre resarcirá a los seguidores que no pudieron disfrutar aquella noche en Berlín-, Países Bajos, Italia, Reino Unido e Irlanda.