Aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas de València
Estado de las obras, a finales del pasado mes de agosto, en la confluencia de la plaza Ciudad de Brujas con la avenida del Oeste. 20MINUTOS.ES

La Empresa Municipal de Transportes (EMT) gestionará el nuevo aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas, situado junto al Mercado Central, en pleno centro de València. La infraestructura, cuya ejecución se ha retrasado más de una década por problemas económicos y burocráticos de los anteriores gobiernos municipal y autonómico, estará finalizada, según los plazos del Ayuntamiento, en diciembre, de modo que pueda dar servicio a compradores y comerciantes de cara a las compras navideñas.

Según ha anunciado el concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, su departamento ha encargado a la compañía de autobuses la explotación directa del recinto, de modo que será la primera vez que la EMT se ocupe de la gestión de un recinto como este.

Para ello, se ha visto obligada a acometer cambios legales, sobre todo en su objeto social. "Este encargo es la mejor opción para que tenga la sostenibilidad y la eficiencia necesarias que requiere una infraestructura pública de movilidad como esta, que ha de ayudar a gestionar toda la movilidad y los servicios comerciales en todo el entorno del centro histórico", ha afirmado el edil.

La EMT se une de este modo a lo que viene haciendo la empresa pública Aumsa (Actuaciones Urbanas Municipales S. A.), dependiente del área de Desarrollo Urbano, que gestiona el aparcamiento de la plaza de la Reina. Grezzi, de Compromís, ha justificado esta decisión, tomada por el área de Movilidad, aunque trasladada, según ha apuntado, a sus socios de Gobierno del PSPV-PSOE y València en Comú.

 "La idea fundamental es gestionar el parking como servicio público, sin intermediarios y de manera más eficiente", ha dicho el responsable de Movilidad, que ha añadido que el Consistorio "es el socio único de la EMT y Aumsa" y ha destacado que "todos los ingresos" que se generen "irán a las arcas públicas". Se trata de un encargo de gestión pública, "no de una concesión ni de una licitación", ha remarcado Grezzi.

Las aportaciones a la EMT para ejecutar el encargo vendrán de la racaudación del aparcamiento, que en principio se prevé elevada por la alta demanda y por su ubicación, tal y como sucede con el de la plaza de la Reina.

Previsible aumento de plantilla

Una vez decidido el modelo de gestión, los siguientes pasos serán afinar los detalles, como el porcentaje de plazas que serán para residentes y para rotación del total de 300 que tendrá el aparcamiento, que además contará con una zona logística para mercancías del Mercado Central y de otros comercios de la zona, plazas para motos y bicicletas, y 40 puntos iniciales de recarga para vehículos eléctricos. El plazo se mantiene para diciembre "como máximo", de modo que pueda prestar servicio para las compras de Navidad.

La nueva labor que tendrá que desarrollar la EMT conllevará, necesariamente, un incremento de su plantilla. La compañía municipal de autobuses tendrá que planificar ahora esa necesidad de recursos y la forma de asignarlos. En el caso del aparcamiento de la plaza de la Reina, Aumsa asumió a los empleados de la anterior contrata para seguir con la gestión del mismo, pero, en el caso del de Brujas, las contrataciones deberán partir de cero, al tratarse de un parking de nueva construcción.

Consulta aquí más noticias de Valencia.