Una niña se encuentra en estado grave después de ser atacada este jueves por un tiburón en la isla australiana de Queensland. El suceso tuvo lugar en el mismo sitio en el que menos de 24 horas antes una mujer sufrió un ataque similar, según publica The Guardian.

El servicio de ambulancias de la isla informó de que la menor fue mordida en una pierna y que tuvo que ser trasladada al hospital en helicóptero.

La primera víctima, de 46 años, fue atacada el miércoles y sobrevivió gracias a la rápida intervención de un médico del servicio de emergencias.

La mujer presentaba una herida en el muslo izquierdo, perdió mucha sangre y al igual que la niña, fue trasladada en helicóptero al hospital. Una portavoz del centro informó de que permanece en estado crítico después de tener que ser sometida a una operación.

En las islas Whitsundays, a las que pertenece Queensland, hay varias especies de tiburones, pero la mayoría no son considerados peligrosos.