Adrián y Martina, en 'First Dates'.
Adrián y Martina, en 'First Dates'. CUATRO

Martina llegó dejando marcado su pintalabios a todos a los que saludaba, Carlos Sobera, incluido. Pero al terminar el programa de este miércoles de First Dates en Cuatro, a la catalana apenas le quedaba carmín en sus labios tras los apasionados besos que se dio con Adrián, su cita.

Él confesó en su presentación que: "De pequeño estaba muy acomplejado. Era una persona muy delgadita, demasiado, y por eso empecé con el gimnasio". Pero ahora admite que "estoy cansado de que las chicas me lo pongan fácil. No se reservan nada y no se molestan en conocerme mejor". Adrián llegó a su cita con dos gatos de la suerte, uno para el programa y otro, para Martina, que admitió que "le he visto súper cortado. Como sea así toda la cita, me muero".

En la mesa, con la comida delante, fueron charlando para conocerse mejor. Adrián le preguntó a Martina si era deportista, a lo que ella contestó que: "Necesito que me marquen objetivos. Me gusta el deporte, de verdad", admitía ante la sonrisa de su cita, que añadía: "No me convences mucho". Según avanzaba la cena, él confesaba que: "O me arranco o me come. y al final, me ha comido".

Pero el barman Matías tenía razón cuando le dijo desde la barra a Adrián al principio: "esta va a ser tu noche de suerte". Y así fue. Se tomaron el postre en el reservado, cogieron uno de los pergaminos del corazón que el programa tiene allí y donde le indicaba que besara a su cita en la zona del cuerpo que más le gustaba. Él fue directo a los labios de Martina y se besaron apasionadamente una y otra vez. Al final, ambos reconocieron que sí querían una segunda cita y se despidieron... con un beso en los labios.