Accidente de un tren Alvia en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013
Accidente de un tren Alvia en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013 EUROPA PRESS - Archivo

El técnico de Renfe Operadora José Enrique Villarino, jubilado desde 2007, considera que en el accidente ferroviario del barrio compostelano de Angrois existen "responsabilidades políticas", y cree que la inauguración del tramo de alta velocidad se inauguró antes de tiempo por "intereses políticos" para que se hiciese antes del cambio de gobierno en 2011.

Según ha explicado en la Comisión del Congreso que investiga el accidente de julio de 2013, que acabó con la vida de 80 personas, el proyecto original que se inició "15 años antes" de la inauguración "fue alterado de forma muy apreciable" al cambiarse el ancho internacional por el ancho de vía ibérico y no extenderse los sistemas de seguridad inherentes a una línea de alta velocidad hasta la estación de Compostela.

Villarino ha hecho hincapié en que es "inadmisible" mantener el radio de la curva de A Grandeira -en la que se produjo el accidente- en una vía de alta velocidad y ha dicho que tanto el trazado de la vía como los trenes S730 son "una chapuza" y están hechos "de retales".

"Los accidentes en el 99 por ciento de los casos son pluricausales, existiendo tres tipos de causas concatenadas: las llamadas causas raíz u originarias, las causas instrumentales que suelen sustanciarse en los ámbitos técnicos, profesionales y humanas y las causas estocásticas o aleatorias, fruto del azar", ha afirmado, y ha enumerado una serie de causas que estima "políticas", como la alteración del proyecto inicial o la no implantación del sistema ERTMS -sistema continuo instalado en líneas de alta velocidad- en toda la línea.

NO ACCIDENTE CON ERTMS EN TODA LA LÍNEA

"Si el ERTMS hubiera llegado con las modificaciones pertinentes a la entrada de Santiago, el accidente no se habría producido", ha garantizado Villarino, quien ha cargado también contra la decisión de desactivar este sistema a bordo del tren, tomada y puesta en práctica en 24 horas.

Preguntado sobre si el exministro socialista de Fomento José Blanco presionó para inaugurar en plazo esta línea, el compareciente ha contestado: "Si estuviera prestando una testifical diría que no puedo entrar en ello". No obstante, ha continuado indicando que, a su juicio, "había que inaugurar la llegada del tren a Galicia antes de que se produjera un cambio de gobierno en la nación".

Asimismo, aunque sin "juzgar" a Blanco, ha aseverado que el responsable político cuando se produce un accidente en el que están involucradas dos instituciones públicas -Renfe y Adif- "es el ministro".

Sí ha diferenciado entre la modificación del proyecto con el mantenimiento de vía ibérica y la no implementación del ERTMS en toda la línea con la decisión de desconectarlo en los trenes. Esto último, considera que tiene más relación con una conversación entre profesionales "sin que el ministro tenga por qué tener noticias".

El compareciente se ha mostrado también crítico con la investigación de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) y ha recordado que la Agencia Ferroviaria de la UE (ERA, por sus siglas en inglés) ya advirtió de que le faltaba profundizar en las causas. Según Villarino, la CIAF no es independiente -la ha definido como "apéndice ministerial"- y, aunque "efectivamente" investigó los hechos acaecidos, le faltó "entrar en las causas últimas de por qué se produjo el accidente".

DISTINTA PERCEPCIÓN EN LOS DIPUTADOS

Las explicaciones del compareciente han dividido la opinión de los integrantes de la Comisión, que han reaccionado de manera muy distinta a las palabras de Villarino.

Mientras el portavoz adjunto de ERC en la Cámara Baja, Gabriel Rufián, y la diputada de En Marea Alexandra Fernández le han agradecido "su valentía" -el diputado catalán ha llegado a afirmar que las conclusiones de la Comisión bien podrían ser la intervención inicial de Villarino-, los diputados del PP y del PSOE, Celso Luis Delgado y Odón Elorza respectivamente, han puesto en duda sus valoraciones.

Elorza le ha recriminado que haya basado su intervención en "su verdad política" -en palabras del compareciente- y ha señalado: "Eso de la verdad política puede tener un significado para usted y otro para mí". Por su parte, Delgado ha incidido en que Villarino no se encargó nunca profesionalmente del diseño de líneas y, sin embargo, "se atreve" a opinar que la curva era "inadmisible" y "la antítesis de la seguridad".

Según el diputado del PP, la investigación de la CIAF incluye cinco alternativas de recorrido que se estudiaron para la línea y, todas ellas, incluían la curva de entrada en Santiago.

Villarino ha lamentado a su vez que la comisión de investigación haya tardado cinco años en ver la luz, y ha rechazado el argumento que daban el PP y el PSOE de que estaba en investigación judicial porque, bajo su punto de vista, ante un accidente como el de Santiago deben "acudir a investigar todos los poderes" del Estado.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.