En declaraciones a la prensa tras su comparecencia en el Congreso de los Diputados, Ribera subrayó que el nuevo sistema de bono social "no puede ir en contra de los beneficiarios", por lo que se quiere evitar que se produzca esa criba con respecto al número anterior de beneficiarios.

"No hemos entrado en épocas de gran frío o demanda eléctrica, pero queremos apurar al máximo para que antes del 8 de octubre llegue al mayor número de ciudadanos potenciales del bono social, sin excluir ni limitar. Al contrario, que pueden seguir apuntándose. Pero es importante que puedan hacerlo cuanto antes para que no haya discontinuidad en la prestación de ese bono", dijo.

El plazo para la inscripción al nuevo bono social eléctrico, prestación que permite obtener un descuento del 25% al 40% en la factura eléctrica mensual, para determinados grupos de consumidores vulnerables expiraba este 8 de octubre, después de que ya hubiera sido ampliado anteriormente.

Según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a finales del pasado mes de julio sólo 650.000 usuarios habían solicitado el nuevo bono social, frente a los 2,5 millones de clientes que eran beneficiarios del antiguo bono social.

A este respecto, Ribera consideró que el criterio de la renta fue uno de los aspectos en que se avanzó con la aprobación del nuevo sistema de bono social, aunque subrayó que se debe "avanzar más" en esa línea y también en la gestión.

Así, la ministra subrayó que la falta de potenciales beneficiarios que no se han inscrito en el nuevo sistema tiene que "ver con la dificultad burocrática o con la dificultad de entendimiento" para hacerlo, para lo que pidió la ayuda de "quienes ya trabajan sobre el terreno con esos colectivos".

Consulta aquí más noticias de Asturias.