Imagen de 'El Rey', de Alberto San Juan
Imagen de 'El Rey', de Alberto San Juan. FESTIVAL DE CINE DE SEVILLA

El Festival de Cine de Sevilla celebrará su decimoquinta edición entre los días 9 y 17 del próximo mes de noviembre, y acogerá en su Sección Oficial, entre otros títulos, los nuevos trabajos del turco Nuri Bilge Ceylan y del francés Christoph Honoré, así como estrenará sección, Revoluciones permanentes, en la que se proyectará El Rey, adaptación de la homónima producción de Teatro del Barrio, con Alberto San Juan delante y detrás de la cámara, y con Luis Bermejo y Willy Toledo como cómplices en el reparto.

Organizado por el Ayuntamiento de Sevilla, el certamen "sigue apostando por nuevas tendencias, por películas libres y diversas, en constante transformación, y por la creación de nuevos públicos", según resaltan desde la organización del festival en un comunicado, así como aseguran que la nueva sección, "evolución necesaria" de la anterior Resistencias, permitirá que "el cine español más independiente comparta espacio, al 50 por ciento, con creaciones europeas igualmente libres y radicales".

De esta manera, "uno de los platos fuertes" de esta edición será la citada El rey, "una mirada crítica e irreverente, satírica e incómoda, a la España de los últimos 40 años, centrada en la figura de Juan Carlos I, que promete ser tan polémica como anteriores trabajos" de San Juan en los escenarios, con la compañía Animalario o con Teatro del Barrio, como Masacre, Autorretrato de un joven capitalista español o Alejandro y Ana.

Una Sección Oficial diferente

Tras su aplaudido paso por Cannes, Ceylan —que ya ganó en su momento la Palma de Oro con Sueño de invierno (Winter Sleep) y el Gran Premio del Jurado con Érase una vez en Anatolia— presentará en Sevilla su último largometraje, The Wild Pear Tree, "una exploración sensitiva y filosófica de las relaciones familiares que sigue el complicado regreso al hogar de un escritor, una vez finalizados sus estudios universitarios".

Sorry Angel, nuevo trabajo de Christophe Honoré —Métamorphoses, La belle personne—, llegará también tras verse en Cannes. Con Vincent Lacoste —Los casos de Victoria— y Pierre Deladonchamps —El desconocido del lago— como protagonistas, repleta de referencias musicales, cinéfilas y literarias y situada en los años 90, es una historia de amor entre un idealista estudiante veinteañero y un escritor mayor que él, enfermo de sida.

También formará parte de la Sección Oficial la cinta Dovlatov, dirigida por Aleksey German Jr. —Under Electric Clouds—, que captura la peripecia del escritor Serguei Dovlatov, un nombre esencial de la narrativa rusa contemporánea, durante seis días de 1971 en Leningrado.

Pintor, escultor y artista pluridisciplinar, el húngaro Milorad Krsti salta al largometraje a los 66 años, dos décadas después de ganar en el Festival de Berlín con su cortometraje My Baby Left Me (1995). Competirá con Ruben Brandt, Collector, o la odisea animada de un psicoterapeuta que, junto a un puñado de pacientes, forma una banda de ladrones de cuadros.

Adina Pintilie, quien también ganó el Oso de Oro en Berlín con Touch Me Not, cierra la Sección Oficial con dicha cinta. Se trata de una insólita exploración sin tapujos en torno a la intimidad y la sexualidad, que juega con los límites de la realidad y la ficción, a partir de la peripecia de una mujer que lucha contra sus traumas mediante fórmulas nada convencionales.

Revoluión española y europea

En la nueva sección, además de El rey, el compromiso con la realidad y con las víctimas de conflictos bélicos encontrará una vía de expresión en Morir para contar, un documental de Hernán Zin que tendrá un pase especial en Sevilla, tras ganar el primer premio en el Festival Internacional de Cine de Montreal.

Reportero de guerra, escritor y director (el díptico Nacido en Siria y Nacido en Gaza), Zin cuenta con "los más prestigiosos periodistas de guerra" de Gervasio Sánchez a Carmen Sarmiento, de Ramón Lobo a Javier Espinosa— hablan de los traumas, pérdidas y miedos que han provocado su tarea.

Las nuevas tendencias del cine español se verán también representadas con las proyecciones especiales de Oscuro y lucientes, de Samuel Alarcón, y de Alegría, tristeza, de Ibon Cormenzana.

Documental sobre la desaparición del cráneo de Francisco de Goya tras el traslado de su cuerpo desde Francia a España, el filme de Alarcón director y presentador del programa de Radio 5 El cine que viene es casi un ensayo sobre el ocaso de la pintura ante la aparición de la fotografía.

Roberto Álamo, Maggie Civantos, Manuela Vellés, Andrés Gertrúdix y Pedro Casablanc protagonizan la nueva cinta de Ibon Cormenzana productor de filmes como Blancanieves o El árbol de la sangre, lo nuevo de Julio Medem, Alegría, tristeza, que retrata a un bombero que sufre alexitimia. Id est, el bloqueo de toda emoción, la incapacidad de empatizar y sentir, y que enfrenta con la ayuda de su hija.

Mirada feminista, animación y Andersson

Además, el Festival de Sevilla compartirá miradas femeninas "radicales", como la de la finlandesa Anna Eriksson, que cuenta con una dilatada y exitosa carrera musical previa y estrenará M en la sección Revoluciones Permanentes del certamen.

Por su parte, María Antón regresa en solitario con <3, documental que, a modo del Comizi d'amore de Pier Paolo Pasolini, ofrece una panorámica a la visión de las nuevas generaciones sobre temas como el amor romántico, la identidad sexual o la fidelidad.

Además, Sevilla dedicará además este año una atención "insólita y especial" a las distintas tendencias de la animación producida en Europa, con un puñado de títulos "muy llamativos" como la italo-francesa Samouni Road, de Stefano Savona, que funde imágenes reales con la técnica del scratchboard; o The Tower, del noruego Mats Grorud, que propone una estampa familiar confinada durante generaciones en un campo de refugiados palestinos en el Líbano. Ambas estarán en la sección Nuevas Olas.

Para finalizar, el cineasta sueco Roy Andersson, de dilatada trayectoria, será objeto de un homenaje en el 15º Festival de Sevilla, con la proyección de sus seis largometrajes: Lördagen den 5.10 (1969), Una historia de amor sueca (1970) y Giliap (1975), así como su Trilogía de la Vida, formada por Canciones del segundo piso (2000), La comedia de la vida (2007) y Una paloma se posó sobre una rama a reflexionar sobre la existencia (2015).