Pensiones
Decenas de pensionistas han cortado el tráfico frente al Congreso para pedir que las pensiones se revaloricen conforme al IPC. EFE

Los muros del Congreso han separado este miércoles dos situaciones muy diferentes en torno al debate sobre las pensiones.

Fuera, un grupo de pensionistas ha vuelto a concentrarse, una semana más, para exigir a sus señorías unas pensiones "dignas" y "justas" y, de paso, desearles en algunas pancartas que se vean en el paro.

Dentro de la Cámara, los portavoces de la comisión para el seguimiento del Pacto de Toledo han suspendido la reunión que tenían prevista para este miércoles y en la que se esperaba avanzar en un acuerdo para que las pensiones vuelvan a estar referenciadas al Índice de Precios al Consumo (IPC).

Pero no ha habido pacto. Los portavoces han solicitado más tiempo después de que el PP pidiera revisar algunos documentos. Además, algunos diputados señalan como otro factor importante que la portavoz de Podemos en la comisión del Pacto de Toledo, Yolanda Díaz, no estaba presente en la reunión.

El PP y Podemos forman parte de los dos bloques que pueden aprecisarse en la comisión del Congreso que discute sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones.

A un lado, Podemos o PSOE, dispuestos a que las pensiones vuelvan a estar ligadas al IPC. Al otro, grupos como el PP, Ciudadanos o PNV, a los que desde la izquierda se acusa de querer incorporar factores de cálculo que desembocan en una rebaja de las pensines.

Fuentes parlamentarias confían en que, a pesar de las "declaraciones cruzadas" sobre la suspensión ayer de la reunión del Pacto de Toledo, el acuerdo llegará el miércoles de la semana que viene.

Así lo espera también la portavoz socialista en el Pacto de Toledo, Mercè Perea, que afirmó que se sigue trabajando por un acuerdo unánime, en el que ningún partido sea protagonista sino que las recomendaciones sean de "todos".

El pacto que se cree inminente supondría eliminar el incremento máximo de las pensiones en un 0,25% anual, independientemente del IPC, que introdujo el Gobierno de Mariano Rajoy para volver al sistema anterior y vincularlas, "al menos", según el PSOE, a la inflación.

Ley consensuada

Un acuerdo de todos los grupos es lo que espera la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, MagdalenaValerio, que también en el Congreso ha descartado que el Gobierno tenga intención de hacer una "ley de manera unilateral". Por el contrario, una reforma del sistema público de pensiones deberá tener consenso político y social, ha dicho Valerio.

Por parte de Podemos, Díaz ha reconocido que el Gobierno "ha cumplido el compromiso" de revalorizar las pensiones este año y el que viene, pero también ha reclamado una ley al estilo de la que quiere el Gobierno también y sobre la que se pospuso un acuerdo que se esperaba para ayer.

Pensiones justas

Mientras tanto, decenas de pensionistas han vuelto a concentrarse en las inmediaciones del Congreso para pedir pensiones "justas". Este miércoles no era la primera vez que lo hacían y, como en otras ocasiones, diputados de Podemos, entre ellos Pablo Iglesias, han salido a la calle para "saludar", según suelen explicar fuentes de Podemos, que recuerdan que sus dirigentes ya no convocan movilizaciones en la calle.

En la concentración de este miércoles, sin embargo, se ha resgistrado un inusitado grado de tensión entre los jubilados, bien entrados en años en su mayoría, y los agentes de policía que custodiaban el Congreso, cuando los primeros han tratado de superar el cordon de seguridad para acercarse a la Cámara.