El derrumbe en el hotel Ritz pudo deberse a una "sobrecarga" en el sexto piso que provocó el colapso del forjado y el desplome de "las sucesivas plantas", ha informado este miércoles el Ayuntamiento de Madrid, que advertirá a los propietarios de su obligación de asegurar "de urgencia" la zona.

El delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, ha sido el encargado de informar al inicio de la comisión municipal del ramo del motivo "más probable" por el que se produjo este martes el derrumbe en las obras de rehabilitación del establecimiento.

Un trabajador de 42 años falleció y otros once resultaron heridos, dos de ellos de gravedad, al venirse abajo los forjados de las obras de rehabilitación del hotel, cerrado desde febrero para acometer la reforma integral de sus instalaciones.

El concejal del Gobierno de Manuela Carmena ha confirmado que las obras para la mejora del espacio interior estaban amparadas en una licencia concedida en enero.

Al lugar —ha relatado Calvo— se desplazaron al conocer los hechos el director general del Control de la Edificación y el jefe de servicios junto con los técnicos, que realizaron una primera visita al espacio una vez recuperado el cadáver del obrero, de origen subsahariano.

Según ha explicado el edil, su departamento emitirá este miércoles un informe técnico y una orden de ejecución en la que instará a la propiedad a asegurar la zona y retirar los elementos que han quedado inestables, como restos de andamios, en un plazo de entre tres y cinco días.

"Hoy mismo se les va a notificar la orden de ejecución en mano", ha explicado José Manuel Calvo, que ha indicado que en caso de que la propiedad renuncie a intervenir se ocupará de esas labores el Consistorio. De hecho, su departamento ya ha contactado con la empresa Ferrovial —encargada por contrato de las actuaciones en el centro— "para que tenga todo el material preparado por si hubiera que intervenir".

Consulta aquí más noticias de Madrid.