El grupo de trabajo tiene como finalidad analizar la situación actual de la venta ambulante en la ciudad y la implantación de propuestas consensuadas de mejora, según se recoge en el documento, ha indicado el Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

Este análisis deberá realizarse "de manera constructiva y global, con el compromiso de no obviar el debate sobre ningún tema que se considere de importancia desde el punto de vista económico, social, administrativo o de gestión".

En este sentido, se fija como objetivo prioritario del grupo de trabajo encontrar fórmulas para una dignificación de la venta ambulante en Zaragoza, "procurando que dicha actividad sea beneficiosa para el conjunto la ciudadanía, mejorando la calidad general del comercio, estableciendo sinergias y evitando cualquier foco de exclusión social que pudiera generarse en su entorno o en el ámbito general de la venta ambulante".

La consejera de Participación, Transparencia y Gobierno Abierto del Ayuntamiento de Zaragoza, Elena Giner, se ha felicitado por la constitución de este grupo de trabajo, "que permitirá un diálogo sosegado y abierto y sin duda constructivo, en el que podrán escucharse las voces de los diferentes actores que, directa o indirectamente, están relacionados con la venta ambulante en nuestra ciudad".

ACCIONES DURANTE EL VERANO

En la reunión celebrada esta tarde, se han escuchado las aportaciones realizadas tanto por el grupo municipal de Chunta Aragonesista, como por la Unión Vecinal Cesaragusta. En esa misma línea, la concejala delegada de Mercados, Teresa Artigas, ha expuesto algunas de las actividades llevadas a cabo a lo largo del verano en relación con el mercado de venta ambulante y su análisis.

Así, ha recordado que el pasado mes de julio se celebró una reunión, convocada por la Cámara de Comercio, en la que también intervinieron, entre otros, la Junta de Vendedores, la Asociación de Autónomos (UPTA), de Comerciantes (ECOS), y técnicos municipales.

Fruto de dicho encuentro, la Cámara de Comercio ha presentado ya un documento en el que se estudia la situación actual del mercadillo y se realizan distintas propuestas de mejora.

En este sentido, se plantean distintas intervenciones corto plazo -antes de fin de año-, tales como la construcción de un escenario de obra que sirva para realizar acciones de dinamización; la construcción de elementos arquitectónicos (gaviones) que servirán para limitar la acción del viento en el entorno; la plantación de árboles y creación de espacios de sombra; y la instalación de bancos y papeleras.

También se prevé la realización de acciones relacionadas con la promoción de la limpieza y la gestión de los residuos en el entorno del mercadillo, dirigidas tanto al público como a los propios vendedores.

Se está valorando, además, "el refuerzo del transporte público en el entorno, más allá del que ya se llevó a cabo este año con la línea 34 los domingos", han indicado desde el consistorio.

La propuesta de la Cámara de Comercio incluye, finalmente, la realización de un análisis comercial de las ventas que se realizaría a partir de enero, con una muestra aleatoria entre los puestos existentes.

Artigas ha anunciado que en la próxima Comisión de Economía está previsto llevar a aprobación unas modificaciones de crédito que permitirán abordar las acciones anunciadas por la concejala delegada de Mercados.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.