Imagen del incidente.
Imagen del incidente. SEPA.

Los bomberos realizaron mediciones con el explosímetro y tras detectar altas concentraciones, mientras llegaban al lugar los técnicos de la compañía suministradora, procedieron a instalar cortinas de agua para mitigar los efectos del escape.

La policía local y la guardia civil acordonó la zona para evitar tanto el tránsito de vehículos como de peatones. Además, mientras se controlaba la fuga, se impidió la salida a esa calle de las personas que se encontraban en ese momento en un centro de día.

El Centro de Coordinación de Emergencias del 112 Asturias recibió el aviso a las 16.39 horas. En la llamada, realizada por el encargado de la obra, indicaba que habían roto una tubería de gas ciudad con una excavadora.

Además de movilizar a los bomberos, la Sala del 112 alertó de lo sucedido a los responsables de la compañía suministradora y a Policía Local y Guardia Civil.

A las 16.58 los bomberos informan que han realizado mediciones y que tras detectar altas concentraciones van a establecer un perímetro de seguridad y colocar unas cortinas de agua para pulverizar sobre el escape y mitigar sus efectos.

La dotación comunica a las 17.28 horas que un técnico ha procedido a cerrar la válvula de paso y la concentración de gas está bajando. Tras realizar nuevas mediciones con el explosímetro y comprobar que ya no había escape los bomberos retiraron del lugar a las 17.46 horas para regresar a su base donde llegaron a las 18.12 horas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.