Presentación en Madrid del Campeonato de Enduro que se celebra en Sobrarbe
Presentación en Madrid del Campeonato de Enduro que se celebra en Sobrarbe J. BLASCO

La cita lleva consigo solo alrededor de la carrera a mil personas de más de una treintena de nacionalidades, por lo que la organización ha estimado que la provincia de Huesca se consolida como referente de la bici de montaña a nivel internacional.

Hasta el próximo domingo es la sede española de las Enduro World Series, que comenzaron en Chile y finalizarán el último fin de semana de septiembre en Italia, es por eso que la presentación oficial ha tenido lugar en el Consejo Superior de Deportes con la presencia del subdirector del CSD, Luis Villanueva, y del presidente de la Federación española de Ciclismo, José Luis López Cerrón.

Ambos han acompañado al representante de la asociación empresarial Zona Zero, organizadora de las pruebas, Rafael Bergua, y al presidente de la Diputación Provincial de Huesca (DPH), Miguel Gracia, que lo ha calificado como "otro tipo de turismo para el entorno rural", del que ha dicho es sostenible en el espacio y en el tiempo y "en Sobrarbe han tenido que innovar más al ser una de las pocas comarcas sin nieve", ha señalado.

Huesca se ha presentado como la provincia que concentra el mayor número de eventos y pruebas cicloturistas del país y donde se ha conseguido disponer de más de 8.000 kilómetros para la bicicleta de montaña, a lo que hay que sumar otros 4.000 kilómetros de carreteras ciclables.

Estos son algunos de los números de una práctica deportiva "que hace territorio y es motor económico", un papel al que alude Miguel Gracia para quien "ha sido importante el adelantarnos en un mercado como el del cicloturismo aún por despegar".

Así nació el primer centro de btt de enduro en España, Zona Zero, "movido por gente voluntaria" y que la DPH ayudó a crear hace seis años. En esta cita mundial, Huesca la Magia de la Bici es el principal patrocinador junto a Giant, cuyo director gerente, José Casla, ha participado también en este acto en Madrid, donde ha estado el presidente de la Federación Aragonesa de Ciclismo, Luis Marquina, el alcalde de Aínsa-Sobrarbe, Enrique Pueyo, o el gerente de TuHuesca, Fernando Blasco.

3.000 METROS DE DESNIVEL

El circuito de 68,50 kilómetros está pensado para volver a sorprender a los participantes con más de 3.000 metros de desnivel. Por donde competirán son antiguas vías de comunicación entre pueblos, valles, pastos, que datan de los siglos XII y XIII y que recorren cuatro municipios (Aínsa-Sobrarbe, El Pueyo de Aragüás, Boltaña y Laspuña) con una población que no llega a los 4.000 habitantes.

La organización de las EWS2018 va a acoger a unos 700 participantes que llegan desde lugares tan alejados en el mapa como Australia o Estados Unidos más sus respectivos equipos técnicos y espera superar el público de 2015, "las previsiones son de unas 10.000 pernoctas", ha adelantado Rafael Bergua, de la asociación empresarial Zona Zero.

"Vuelven las Enduro a Zona Zero y lo hacen por petición de los propios equipos y medios", así de entusiasmado se ha mostrado este sobrarbense que ha hablado en primera persona diciendo "el sueño que supone ver la mayor cita mundial en los caminos donde jugábamos cuando éramos niños". Del 20 al 23 estarán los mejores corredores de las modalidades de descenso y cross country, de momento Sam Hill llega como líder a Sobrarbe.

LA VISTA PUESTA EN EL CALENDARIO UCI

Tanto el subdirector adjunto de Alta Competición del CSD, Luis Villanueva, como el presidente de la Federación española de Ciclismo, José Luis López Cerrón, han destacado que "hay más ciclismo que el de carretera", mencionando el auge de esta modalidad con un flujo económico que llega a pequeños lugares sin la necesidad de elevadas inversiones.

López Cerrón ha anunciado que se está trabajando en que el campeonato esté integrado en el calendario de la Unión Ciclista Internacional (UCI) junto con el respaldo a quienes lo practican "que no dejan de crecer".

La principal novedad de esta edición es que serán dos carreras en una, ya que a la competición oficial se unirá otra para aficionados que tendrá lugar el viernes, el mismo día que también volverá el espectacular prólogo por el casco histórico de Aínsa.

Bergua ha resaltado el esfuerzo que se ha realizado para ampliar la programación cultural y de ocio complementaria a la prueba deportiva con una selección de eventos gastronómicos y musicales durante toda esta semana. Al espaldarazo que supuso en 2015 la celebración de una prueba de las Enduro World Series, que generó un impacto promocional sin precedentes.

El primer día de competición será el sábado, muy físico y largo, con la Collada como una de las más esperadas de Zona Zero a la que seguirá la mágica Maxiavalanche de la Peña Montañesa. El domingo se apuesta más por la velocidad en los tramos cronometrados y se realizará la Coda Sartén que tuvo que suspenderse por la lluvia torrencial, la última especial de la carrera será el Camino del Fobón en la conocida sierra de Partara.

Consulta aquí más noticias de Huesca.