El presidente estadounidense, Donald J. Trump.
El presidente estadounidense, Donald J. Trump, habla durante la celebración del Mes Nacional de la Herencia Hispana en la Casa Blanca, en Washington. Oliver Contreras / EFE

El presidente estadounidense, Donald Trump, acusó este martes a China de tratar de influir en las elecciones legislativas de noviembre en respuesta a las sanciones comerciales impuestas al gigante asiático por parte de Washington.

"China ha afirmado de manera abierta que están tratando activamente de impactar y cambiar nuestra elección atacando nuestros granjeros, rancheros y trabajadores industriales por su lealtad hacia mí", afirmó Trump en un tuit.

Estados Unidos anunció este lunes que impondrá a partir del próximo 24 de septiembre aranceles del 10% por valor de 200.000 millones de dólares a productos chinos, dentro de la guerra comercial que libra con Pekín. El mandatario insistió en que China se ha aprovechado de EE UU en materia comercial "durante muchos años".

"Saben también que soy el que conoce cómo pararlo. Habrá represalias grandes y rápidas contra China si nuestros granjeros, rancheros y/o nuestros trabajadores industriales se ven afectados", agregó. Trump destacó en el texto en el que anunció los nuevos gravámenes, que estos aumentarán al 25% a partir del 1 de enero.

En una rueda de prensa este lunes, funcionarios de la Oficina del Representante de Comercio Exterior de EE UU que pidieron el anonimato, explicaron que se ha decidido empezar con unos aranceles más bajos a los anunciados en agosto con el objetivo de dar más tiempo a los estadounidenses y sus empresas para buscar sustitutos a los productos chinos.

La aprobación de estos aranceles por parte del Gobierno de Trump llega días antes de que ambos países inicien un nuevo ciclo de negociaciones comerciales que está previsto que tengan lugar entre el 27 y 28 de septiembre en Washington, según desveló este fin de semana The Wall Street Journal.