Paella en el Mercat Colón de València
Paella en el Mercat Colón de València EUROPA PRESS

La Paella, uno de los platos españoles más reconocidos internacionalmente conmemora por primera vez su día el próximo jueves 20 de septiembre. Estas son algunas rutas por las ciudades con las paellas más características para celebrar esta nueva fiesta gastronómica y conocer sus diferentes preparaciones.

Valencia: la receta de paella original

La auténtica y genuina paella valenciana, que cuenta desde hace años con Denominación de Origen, se cocina con once ingredientes: pollo, conejo, judía verde, garrofón, tomate, pimentón, azafrán, aceite, sal, agua y arroz. A pesar de los mitos que se han creado entorno a sus ingredientes, la paella original no es la que lleva marisco. Su secreto está en la preparación: en una paella, que permite que se evapore el agua y se obtenga un arroz seco.

Además, es muy común el uso de la leña, que requiere de cierto grado de experiencia en la materia. De hecho, los restaurantes que cocinan con fuego de leña son todo un atractivo para los turistas en la zona de playa.

Miles de personas visitan Valencia para probar la auténtica paella, sobre todo, en verano. Durante estos meses, el porcentaje de búsquedas de alojamiento aumenta un 25% con respecto a los meses de temporada baja.

Alicante y Benidorm: arroz al gusto

En la elaboración de la paella alicantina no existe una única receta. A partir de un método de preparación similar y el uso de otros ingredientes, como el pescado y el marisco, se obtiene como resultado recetas de arroces muy variadas. Sin embargo, hay ingredientes que siempre se repiten como el aceite de oliva virgen, agua, tomate, arroz, ajo, pimientos o pollo.

En Alicante capital está muy extendido el arroz de marisco, una opción excelente para las comidas de verano. A partir de caldo de pescado y mejillones, gambas y cigalas, se elabora la paella alicantina. Durante los meses de verano, Alicante recibe miles de turistas y las búsquedas de alojamiento aumentan un 234%.

Por su parte, Benidorm se ha convertido en las últimas décadas en el destino predilecto de los europeos que buscan disfrutar del clima mediterráneo y, además, ofrece todo el recetario de arroces alicantinos para poder disfrutar de la variedad. En verano, las búsquedas de alojamiento aumentan un 152% respecto a los meses de invierno.

Gandia: del arroz a la pasta

La fideuá es el plato tradicional de Gandia. Esta variante de la paella tradicional es el resultado de la falta de arroz en una embarcación de arrastre en el siglo XX. El plato se cocina con rape, cigalas, gambas, caldo de pescado y los característicos fideos en las mismas condiciones que una paella tradicional.

La ciudad costera de Gandia es muy popular durante los meses de verano. Miles de personas visitan esta ciudad, conocida no solo por su gastronomía local sino también por su vibrante vida nocturna. Durante los meses de verano, las búsquedas de alojamientos en la ciudad aumentan un 1950% con respecto al resto de meses de temporada baja.

Castellón de la Plana: paella con cerdo

En Castellón de la Plana, la receta de la paella se asemeja a la original. Se sirve con los ingredientes tradicionales, pero agregándole la costilla de cerdo como ingrediente para darle al plato un gusto más intenso.

Castellón destaca por su imponente centro histórico. La Plaza Mayor es el centro neurálgico de la ciudad y donde se encuentran los monumentos más emblemáticos: la Concatedral de Santa María la Mayor, el campanario El Fadrí o el edificio del ayuntamiento. En verano, las búsquedas de hoteles en Castellón aumentan un 50% con respecto a los meses más fríos.

Hábitos de consumo del viajero

Probar la comida típica de cada destino es un plan muy popular entre los viajeros, así lo demuestra un estudio elaborado por KAYAK.es sobre los hábitos de viaje de los españoles, que revela que el 61% de los viajeros quiere probar la comida típica local.

Según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en 2017 se consumieron 26 356 kg de arroz en Valencia, un 15% del consumo nacional.