Elon Musk, fundador de Tesla
Elon Musk, fundador de la compañía Tesla, en una imagen de archivo. FLICKR / EUROPA PRESS

El espeleólogo y buzo Vernon Unsworth, que en julio ayudó en las labores de rescate de los 12 niños que se quedaron atrapados en una cueva en Tailandia y que no sabían nadar, ha demandado este lunes a Elon Musk por difamación, según informa Reuters. Lo ha hecho, en concreto, por las declaraciones que vertió Musk sobre él, a quien llamó "pedófilo" en un tuit.

La trifulca, sin embargo, se inició un poco antes. Todo comenzó cuando Musk aseguró que sacaría de la cueva a los pequeños con un submarino fabricado por su empresa. El buzo británico de 63 años tildó este ofrecimiento de "truco publicitario" y le insinuó que podía meterse el submarino "por donde le duela", a lo que el fundador de Tesla contestó con la acusación de pedófilo, un mensaje que borró poco después.

En este sentido, Musk pidió disculpas y emitió un comunicado en sus redes en las que detalló que sus palabras fueron fruto del enfado que le produjo escuchar "el comentario sexual con el mini submarino que había sido construido como un acto de bondad".  

Y es que mientras los buzos estudiaban las mejores alternativas para llevar el rescate de la cueva con éxito, la compañía de Musk se propuso ayudar con una especie de cápsula submarina para meter a los pequeños. El buzo británico, así como otros expertos, rechazaron esta propuesta al considerarla poco práctica.