Vivienda en alquiler
El cartel de una vivienda nueva que se alquila. EFE/ARCHIVO

Que el alquiler supone un problema para cientos de miles de personas con bajos –o medios– ingresos no es una novedad en España. Si en los portales de búsqueda de vivienda proliferan pisos precarios es porque, actualmente, muchos españoles tienen problemas a la hora de vivir de alquiler. Los datos sobre el precio medio del alquiler elaborados por el portal Idealista avalan esta teoría.

En el segundo trimestre de 2018, el precio medio del alquiler se ha incrementado en Madrid un 10,3% con respecto al año pasado. En Barcelona ha bajado un 3,4% con respecto a 2017, pero arrastra una subida de más del 50% en solo 5 años. En ciudades más pequeñas, el aumento también es palpable: un 15,8% en València, el 10,8% en Sevilla, un 11,9% en Málaga, un 4,5% en Granada, y un 7,2% en Córdoba.

Tras el estallido de la crisis en 2008, los precios de los alquileres bajaron de manera drástica. Si alquilar una vivienda en Madrid costaba, de media, 13,8 euros el metro cuadrado al mes hace una década, en 2013 bajaron hasta los 11,4€/m2 al mes.

Después, la subida ha sido gradual en toda España, aunque se ha pronunciado más en las grandes urbes que en el resto del país. De este modo, en Granada, el precio medio ha aumentado los últimos 5años un 12,7%, y en Córdoba un 9,7%. En estas ciudades, el precio medio del metro cuadrado al mes actualmente es de 7,1 y 6,8 euros, respectivamente.

Suben los alquileres... pero no los sueldos

El problema es que, mientras los alquileres siguen subiendo y parecen "no tocar techo", según el consultor y miembro del Grupo de Análisis del Mercado Inmobiliario de la Universidad de Zaragoza Bienvenido Subero, los salarios se han mantenido con muy pocas subidas.

En 2013, el sueldo más habitual según la Encuesta de Estructura Salarial publicada por el INE era de 15.500 euros anuales; en 2016 –último año del que se conocen datos– ha aumentado en menos de 1.000 euros, llegando a los 16.497 euros anuales.

Además, el aumento del alquiler turístico hace que cada vez haya menos parque de viviendas en alquiler en las grandes ciudades. "Un propietario prefiere poner su vivienda en alquiler turístico que alquilarla a una familia porque le genera mucha más rentabilidad", destaca Subero. Solo en Madrid, durante el mes de julio había registradas en la aplicación de alquiler turístico Airbnb casi 16.300 viviendas, todo un récord que tiene todas las papeletas de superarse el verano que viene.

La cuestión de la subida del precio del alquiler afecta a gran parte de las capitales europeas. Alemania aprobó hace unos días un proyecto de ley con varias medidas para intentar frenar los precios, como un mecanismo para que los nuevos inquilinos sepan cuanto pagaban los anteriores alquilados."España es el país en el que menos gente vive de alquiler en Europa, eso nos dice mucho del modelo de vivienda que hay aquí", destaca el experto.

"En nuestro país se enseñaba que se podía ahorrar comprando vivienda, mientras que los ciudadanos de otros países piensan antes en dónde va a trabajar que en comprar una casa, por lo que tienden a alquilar".

El Ministerio de Fomento anunció el pasado fin de semana que el Ejecutivo se encuentra en una ronda de contactos con las comunidades autónomas para una nueva Ley de Vivienda. En ella se pretende "acotar la escalada" que registra el precio de los alquileres construyendo un parque de 20.000 pisos públicos en alquiler, además de revisar las ayudas al alquiler que se encuentran vigentes.

5 preguntas a... Bienvenido Subero

Bienvenido Subero es consultor y miembro de Grupo de Análisis del Mercado Inmobiliario de la Universidad de Zaragoza.

¿A qué causas responde la subida gradual de la vivienda?
Los precios han subido porque cayeron durante varios años y, en media general, todavía no han vuelto a los niveles de antes. Además, en algunas ciudades hay poca oferta de vivienda.

¿El precio del alquiler todavía no ha tocado techo?
No parece, sobre todo porque hay pocos inmuebles en alquiler y la compra de vivienda sigue siendo relativamente cara.

¿Es necesario tomar medidas para regular los precios?
No, porque entonces los propietarios dejarían de alquilar. Lo que sí se puede hacer es tomar medidas para fomentar que haya viviendas en alquiler y así generar más oferta de inmuebles.

¿Qué medidas se podrían tomar para fomentar el alquiler?
De forma inmediata es difícil, pero a medio plazo se podría fomentar que se pusieran en alquiler los inmuebles que quedan en herencia.En Aragón, por ejemplo, el impuesto de sucesiones es alto y los herederos normalmente venden. También se podría facilitar que los inmuebles que pertenecen a empresas y que no están en uso se pusieran en alquiler.

¿Cómo es el mercado del alquiler en España con respecto a Europa?
Hablar del precio del alquiler con respecto a salarios es complicado, pero de lo que sí hay información es del número de personas que vive en alquiler, y España es donde menos gente vive de esta manera de los países de nuestro entorno.