Miguel Ángel
Miguel Ángel, de 20 años, se encuentra en coma tras ser hallado con un fuerte golpe en la cabeza en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes.  20MINUTOS

Miguel Ángel tenía que haber empezado su primer año de universidad la semana pasada pero en la madrugada del 8 de septiembre su vida se truncó. Desde aquel día este chico de 20 años permanece en coma en el Hospital La Paz de Madrid sin que nadie sepa qué ocurrió para que terminara tendido en el suelo con un fuerte golpe en la cabeza a pocos metros de un bar de la localidad de San Sebastián de los Reyes

"La presión cerebral se mantiene estable pero los médicos nos dicen que hay que esperar. Pueden ser días, semanas, meses...", cuenta su madre a este diario después haber pasado a la UCI a verle. El joven, sometido a una operación en la que se le tuvo que extirpar parte del lóbulo frontal, tiene las visitas restringidas a media hora al mediodía y otra media hora por la tarde. En el primer turno suelen entrar sus padres y en el segundo, su hermana y su novia. 

"Si la presión cerebral sigue estable le irán quitando la medicación para que salga del coma inducido y entonces no saben qué se encontrarán, porque debajo hay un coma natural. Sí nos han avanzado que el cerebro está muy dañado y nos han dicho que estemos preparados para lo que venga", continúa María Eugenia Chancara con la voz entrecortada. 

Ni robo ni pelea

Pub Ned Kelly's de San Sebastián de los ReyesLos hechos ocurrieron en las inmediaciones del pub Ned Kellys, un local a unos treinta kilómetros de su casa en el madrileño barrio de Usera, que según esta mujer, Miguel Ángel no solía frecuentar. El chaval estaba con unos amigos cuando pasadas las dos y media de la madrugada salió para llamar a su pareja por teléfono. Apenas un cuarto de hora después, varias personas lo hallaron inconsciente y cuando la ambulancia llegó, estaba al borde la muerte cerebral. No le faltaban ni el móvil ni la cartera, por lo que las primeras investigaciones descartan el robo. Tampoco su cuerpo presentaba signos de pelea ni de haberse defendido y no se le vio discutir con nadie dentro del bar. 

María Eugenia también descarta la hipótesis del accidente y se muestra convencida de que se produjo una agresión brutal por la espalda. "La herida la tiene en el lado izquierdo de la parte trasera. No se pudo caer porque para darse ese golpe se tenía que haber desplomado hacia atrás y estaba boca abajo. Además es un golpe seco y muy contundente", argumenta

Esta peruana, con casi treinta años de residencia en España, pide colaboración a la ciudadanía. "Queremos que se descubra quién hizo esto y que no se vuelva a repetir", reclama con angustia. Espera que aparezca alguien que viera o escuchara lo que sucedió y se pueda dar con el atacante o los atacantes de "un niño" al quedefine como "tranquilo, sin enemigos, sin problemas, al que nunca le han gustado las peleas". "No hay nada que nos indique que se metía en líos", agrega.

Ella por el momento está citada este martes ante la Policía Nacional en Alcobendas para entregar el móvil de Miguel Ángel. Los agentes buscarán si recibía amenazas o intentarán dar con alguna pista que permita esclarecer qué le sucedió a un joven que debería estar viviendo sus primeros días como universitario en el grado de Ciencias y Tecnología de los Alimentos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.