Un total de 12 personas han tenido que ser asistidas, la mayoría por crisis de ansiedad, al estallar este lunes sobre las 9.15 horas de la mañana el ordenador portátil de una pasajera en la línea 9 de Metro Madrid, a la altura de la estación de Príncipe de Vergara de la capital.

Según han indicado fuentes de la Policía Municipal de Madrid a 20minutos, "el ordenador portátil de una pasajera ha estallado y se ha quemado el bolso" en el que lo llevaba. Como consecuencia del incidente, que ha generado gran cantidad de humo dentro del vagón, el tren ha sido evacuado.

"Un total de 12 personas han tenido que ser atendidas" por los servicios de emergencias, la mayoría (nueve) por crisis de ansiedad y tres por inhalación de humo, según la información facilitada por los agentes municipales. Todos los heridos han recibido el alta en el lugar de los hechos, han detallado fuentes de la Policía Municipal y Emergencias Madrid.

Metro de Madrid ha informado a través de su cuenta de Twitter que el servicio de la L9 ha tenido que ser interrumpido durante unos minutos entre las estaciones de Sainz de Baranda y Avenida de América. Sobre las 10.00 horas de este lunes la circulación se ha normalizado.

Según cuentan varios testigos en esta red social, la gente ha protagonizado una "estampida" y una pasajera ha sufrido "un ataque de ansiedad".

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado cerca de 10 efectivos de la Policía Nacional, que informa de que el dispositivo que ha explotado es un ordenador portátil.

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid también han acudido al lugar de los hechos y cuando han bajado al suburbano ya se han encontrado el fuego extinguido.

Samur Protección Civil ha atendido a varios pasajeros, la mayoría tras haber sufrido crisis de ansiedad. Según estas fuentes, el fuego no se ha debido a una explosión del aparato, sino a una "combustión espontánea" del mismo.

Fuentes de Emergencias Madrid han informado que los propios pasajeros han frenado el tren y han salido por su propio pie, caminando por las vías hasta la estación de Príncipe de Vergara, por la calle Alcalá.

Denso humo blanco y "olor extraño"

Uno de los pasajeros de ese convoy, César García, de 18 años, ha explicado a Europa Press que sonó un golpe y a continuación empezó a escuchar los gritos de la gente. Se giró y vio que una densa humareda blanca que salía del bolso de una chica, además de "un olor extraño, parecido al de un spray y polvillo blanco, por lo que han principio pensamos que había estallado un desodorante".

Entonces, varios pasajeros accionaron la palanca de emergencias y el tren paró. El conductor del Metro salió de la cabina y llegó al vagón, indicando a los pasajeros, que se habían amontonado en el otro extremo, que abrieran las ventanas.

También conminó a los que habían saltado a las vías que volvieran al interior. "El conductor actuó muy rápido y la gente se fue calmando poco a poco, aunque había mucho agobio. Tras 20 minutos el tren volvió a arrancar y llegamos a la estación de Príncipe de Vergara, donde nos desalojaron", señaló César.

Consulta aquí más noticias de Madrid.