Martínez-Cachá destacó que "este curso consolidamos nuestra red de 19 centros de atención preferente, con recursos adicionales, tanto económicos como de recursos humanos". Este año, añadió, "la Comunidad ha incrementado un 15 por ciento la inversión para reforzar la atención educativa de los 36.851 con necesidades específicas de apoyo educativo".

Las nuevas aulas se han implantado en tres centros públicos: los CEIP Santiago el Mayor, de Murcia, y Juan Antonio López Alcaraz, de Puerto Lumbreras y en el IES Europa, de Águilas, y en cuatro centros concertados: San Vicente de Paul, en Cartagena y Luis Vives, Fuenteblanca y Flota de Murcia.

De las 108 aulas abiertas, 76 corresponden a Educación Infantil y Primaria y 32 a Educación Secundaria. En concreto, 54 están ubicadas en centros públicos de Infantil y Primaria, 13 en Institutos de Educación Secundaria y 41 en centros privados concertados.

Estas aulas cuentan con profesionales específicos como un maestro especialista en pedagogía terapéutica, un especialista en audición y lenguaje y un auxiliar técnico educativo, y, si es preciso, se incluye la atención de un fisioterapeuta. Además, estos alumnos reciben docencia de los especialistas en educación física, música y religión o alternativa.

La consejera resaltó que este nuevo curso "habrá con un total de 2.470 profesionales para atender a estos alumnos de necesidades educativas especiales, 183 más con respecto al pasado curso, lo que representa un incremento del 7,4 por ciento".

La Región de Murcia es la cuarta comunidad autónoma, después de Galicia, Comunidad Valenciana y Navarra, con mejor índice de integración de alumnos con necesidades educativas especiales, con el 92,7 por ciento de menores escolarizados en aulas ordinarias, mientras que el 7,3 por ciento restante está escolarizado en centros de educación especial.

Consulta aquí más noticias de Murcia.