Perro con positivo en contagio de rabia.
Perro con positivo en contagio de rabia. EUROPA PRESS/GOBIERNO DE MELILLA - Archivo

En unas declaraciones recogidas por Europa Press, Fernández Romojaro ha explicado que este verano ha habido dos personas en España que han tenido que ser tratadas contra la enfermedad por la mordedura de murciélagos que tenían el virus. "Queda demostrado, como se sospechaba, que hay una circulación silvestre del virus en nuestro país con los murciélagos como reservorio. Esta enfermedad, si no se trata de inmediato y llegan a desarrollarse los primeros síntomas, es mortal para las personas en casi el 100% de los casos", ha alertado.

Ha lamentado que el control sanitario sobre la rabia se haya "relajado" en los últimos años. Así, ha indicado que en Galicia, País Vasco y Cataluña ni siquiera es obligatoria la vacunación contra la rabia, y que en Asturias sólo es obligatoria para los perros declarados potencialmente peligrosos que, por otra parte, son los más controlados y los que, por tanto, menos probabilidades tienen de morder a una persona.

Incluso en comunidades con vacunación obligatoria, se ha observado que el grado de inmunización de los canes no parece ser adecuado ya que, ha añadido, en un estudio de perros de albergues y perreras en Zaragoza, hasta el 91% de los animales no estaban inmunizados.

"Esto puede crear un cordón de baja protección frente a la rabia en todo el norte de España que, en caso de un brote de la enfermedad, podría jugar un peligroso papel en contra de la salud pública", ha alertado.

Marruecos aún no ha controlado esta enfermedad y los países del este de Europa también la presentan, detectándose además tráfico mal controlado de perros a través de empresas de mensajería desde Europa del Este. "Ambas cosas, unidas al reservorio de los murciélagos en nuestro país, podrían generar en cualquier momento un serio problema de salud pública", señalan los veterinarios.

Por ello, consideran que oligar a vacunar a todos los cánidos del Principado de Asturias ayudaría a disminuir este riesgo y bajaría también el de contraer otras zoonosis como por ejemplo el quiste hidatídico, ya que lo normal es asociar la desparasitación completa a la vacunación antirrábica obligatoria.

CONSEJERÍAS DE SANIDAD

Por otra parte, han indicado los encargados del control de la salud pública frente a las enfermedades que transmiten los animales al hombre son los veterinarios, de forma que las clínicas veterinarias son la primera barrera de control de esta enfermedad mediante la vacunación y la vigilancia de los animales enfermos, y su comunicación en caso de sospecha a las autoridades sanitarias.

Sin embargo, este aspecto, a juicio de este sindicato y otras muchas organizaciones sanitarias, está "muy mal coordinado", ya que se han desvinculado estos centros del control por parte de las autoridades sanitarias y ahora, por ejemplo en Asturias, su control depende de otras consejerías, en concreto de la de Medio Rural

"El hecho de que los veterinarios encargados de la defensa de la salud pública en el ámbito de las enfermedades que los animales transmiten al hombre, dependan orgánicamente de la Consejería de Medio Rural, no es comprensible, ya que son sanitarios que luchan para defender la salud humana y han de depender orgánicamente, como sus compañeros encargados de la seguridad alimentaria, de la Consejería de Sanidad, que es la única que tiene por prioridad absoluta la defensa de la salud de las personas", sostienen desde Sivepa.

Consulta aquí más noticias de Asturias.