Pablo Casado
El presidente del PP, Pablo Casado. EFE

El líder del Partido Popular (PP), Pablo Casado, ha vinculado este sábado las irregularidades detectadas en su máster de Derecho con el cambio en los programas de estudio del Plan Bolonia y ha insistido en que el suyo no fue un "máster finalista".

El dirigente popular ha insistido en que no está dispuesto a dejar su cargo por el escándalo provocado por las irregularidades detectadas en su máster, días después de la dimisión de la ministra de Sanidad, Carmen Montón, por las sospechas sobre su formación académica.

"No puedo renunciar al título porque no tengo título, no tengo tesis, ni tesina, ni trabajo de fin de máster, ni siquiera un título habilitante, porque lo mío es un curso de doctorado", afirmó en declaraciones a la prensa en Lisboa.

"Para tener esa acreditación, tienes que presentar tu tesina, es decir, tienes que inscribir un documento público como el del señor Sánchez, que te habilita para ser doctor, yo no lo inscribí", agregó.

El líder popular sostuvo que "la explicación tiene que ver con el Plan Bolonia" porque "mi curso de doctorado fue en el año de adaptación del espacio universitario español al espacio universitario europeo, por eso durante dos años, a lo que eran los cursos de doctorado que habilitaban a investigar y escribir una tesis, se les llamó máster".

"Pero no son un máster finalista, por eso no se puede renunciar a ese título. Yo ni siquiera lo he expedido, no he ido a retirar el título ni he hecho uso de las tasas académicas porque no tengo derecho a ello hasta que escriba la tesis, y visto el tiempo que tengo actualmente, me temo que van a pasar bastantes años hasta que me pueda poner cinco años a investigar", afirmó.

"Nadie quiere abatir a Sánchez"

Por otro lado, Casado ha afirmado que "nadie quiere abatir" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sino que "solo se le pide que dé explicaciones, como él ha pedido a los demás".

"Los únicos que abatieron a un Gobierno que había ganado las elecciones dos veces y les superaba con 50 escaños fueron el Partido Socialista y Pedro Sánchez, con aliados pocos confesables, como los independentistas, los batasunos y los de Podemos", ha dicho Casado.

El líder del PP respondía así a la portavoz del Ejecutivo socialista y ministra de Educación, Isabel Celaá, que acusó el viernes al PP y Ciudadanos de intentar "abatir" a Pedro Sánchez, provocando una situación "indeseable" con su estrategia de sembrar dudas sobre su tesis doctoral.