Suceso en Alicante
Domicilio situado en el barrio Juan XXIII de Alicante, donde un hombre ha sido detenido por matar a un hermano y a sus padres. EFE

Un hombre 44 años ha sido detenido la madrugada de este sábado por la Policía Local en Alicante por supuestamente matar a puñaladas a sus padres y a un hermano, según han informado fuentes policiales.

Los hechos se han producido en un domicilio situado en el Pasaje Maestro Enrique Granados, en el barrio Juan XXIII de la capital alicantina.

Los fallecidos son una mujer de 69 años y dos hombres de 71 y 42 años, según las fuentes, que han indicado que dos patrullas del Servicio Nocturno de la Policía Local acudieron a la vivienda alertadas por una llamada al 112 realizada sobre la 1.40 horas.

Al acceder al inmueble localizaron en el interior los tres cadáveres y al presunto autor de las muertes, que fue detenido.

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación de este triple crimen, del que no se han facilitado más datos.

Disputas por dinero

Varios vecinos del detenido han coincidido en que los dos hermanos mantenían constantes disputas por dinero. Según estas versiones, ambos se encontraban inmersos en tratamientos de desintoxicación por consumo de estupefacientes y mantenían a menudo discusiones por el dinero de sus padres.

"Los padres eran unos mártires. Javi (el detenido como supuesto parricida) le ha dado muchas palizas a su hermano pequeño", ha explicado, sobre el sospechoso, Magdalena Navarro, que conoce a la familia desde hace décadas.

Esta mujer ha asegurado que ambos hermanos pasaban mucho tiempo en su casa cuando eran pequeños porque son de la misma edad que su hijo, quien al enterarse de la noticia, esta misma mañana, le ha dicho sobre el detenido: "Hasta que no lo ha conseguido no ha parado".

Los hechos, que son objeto de investigación por la Policía Nacional, se han descubierto esta madrugada, sobre las 1.40 horas, cuando el sospechoso, a quien los vecinos conocen como Javier, hizo una llamada al teléfono de Emergencias 112, donde confesaba lo ocurrido.

Supuestamente, el presunto parricida mató a puñaladas a su hermano, de 42 años, su padre, de 71, y su madre, de 69, con la ayuda de un cuchillo de cocina tras discutir con el primero de ellos, en el domicilio familiar, ubicado en el número 11 del pasaje de Enrique Granados.

El barrio donde se encuentra la vivienda, el Juan XXIII, acoge un importante núcleo de población marginal que ya ha sido escenario de otros sucesos graves, entre ellos un tiroteo mortal que algunos de los residentes rememoraban esta mañana tras el triple crimen.

Consulta aquí más noticias de Alicante.