Así, Cosidó se ha referido al "momento complicado" que vive España en este inicio de curso político por culpa de un Gobierno "extraordinariamente débil" y que prácticamente se cae a pedazos, lo que obliga al PP a tener una "oposición fuerte y eficaz" que sea capaz de velar por los intereses de España.

El portavoz del PP ha apuntado que los 'populares', desde el Senado, van a garantizar la unidad de España gracias a una "fuerte mayoría" que tiene que servir para defender las libertades de los ciudadanos, en especial la de aquellos catalanes que se siguen sintiendo españoles y que "están siendo acosados por el independentismo".

"Allí donde pueda haber un retroceso en las libertades la mayoría del PP en el Senado estará defendiéndolas", ha prometido.

Asimismo, ha explicado que van a intentar sostener el crecimiento económico tras la "brutal crisis" que ha sufrido España cuyo coste social ha sido "altísimo", porque no están dispuestos a que un Gobierno socialista la vuelva a llevar "a la quiebra y a la ruina".

"Vamos a hacer énfasis en la familia y en las personas mayores como pilares de nuestra sociedad y a quien hay que cuidar", ha añadido, al tiempo que subrayaba que se va a prestar mayor atención al mundo rural, la agricultura y ganadería y la despoblación, para la que hay que encontrar una "solución rápida y eficaz".

Por otra parte, el presidente del Partido Popular en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha destacado que "es compatible defender los intereses de España y los de Castilla y León" ya que el PP de la región fue la única fuerza política que apoyó y defendió el mantenimiento de las térmicas y la minería al votar a favor de la proposición que los populares presentaron en el Congreso para evitar el cierre de las mismas.

Consulta aquí más noticias de Palencia.