Según el sindicato, dicha situación "ha obligado a reabrir, a las 15,00 horas de este miércoles, la ya tristemente famosa cuarta planta del hospital, donde desde esa hora se hallaban 12 pacientes y se espera sean ingresados muchos más debido al gran número de personas que hay en urgencias. De hecho, en la unidad de preingresos también estaba ocupada con 3 pacientes".

Durante el verano, la cuarta planta "se ha ido abriendo y cerrando intermitentemente, intentando servir de desahogo del servicio de urgencias que necesita más personal sin lugar a dudas", explican en su comunicado.

A raíz de esta situación, CSIF sigue reclamando "una solución definitiva para esta unidad ya que los parches e inútiles componendas de la Administración están resultando ineficaces para un servicio que merece mucha más atención".

Para CSIF, los responsables políticos del SERIS "están actuando con demasiada relajación, ya que ante una situación de verdad emergencia, las consecuencias podrían ser irreparables".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.