Obra del pintor Fernando González, Camacho
Paisaje onírico con bodegón, del pintor sevillano Fernando González, Camacho. FERNANDO GONZÁLEZ, CAMACHO

Pausado, metódico, voluntarioso y constante. Así es Fernando González, Camacho, pintor jerezano, afincado en Sevilla, que, a sus 92 años, sigue sorprendiendo e innovando con la misma ilusión y vitalidad que ha caracterizado siempre su dilatada carrera.

Una trayectoria basada en la búsqueda constante y que le ha llevado a recorrer los senderos más intrínsecos de la pintura, desde la faceta técnica hasta la creativa. El resultado, una lucha secreta entre la manera de hacer y la creatividad, que ha desembocado en una obra técnicamente depurada. En ella priman las texturas y los efectos visuales, todo ello sin descuidar los aspectos formales y compositivos que convierten a sus cuadros en una sabia combinación entre la realidad de sus primeros planos y la interpretación e integración, tan personal y surrealista, de sus fondos.

En plena madurez personal y creativa, Camacho ha reunido la producción artística de los últimos años de su carrera para exponerla en una muestra, Yo y mis sueños, que se inaugura este viernes (20.30 horas) en el Círculo Mercantil e Industrial de Sevilla (calle Sierpes, 65) y que permanecerá abierta hasta el domingo 23 de septiembre (de lunes a domingo, de 11.00 a 14.00 y de 18.00 a 21.00 horas).

La exposición, comisariada por la profesora titular María José González López y por Raniero Baglioni, miembros del Grupo de Investigación de la Universidad de Sevilla, se estructura en base a dos momentos vitales de la pintura del artista. Para el primero, Camacho ha reunido diez obras al óleo con una temática común, el bodegón, caracterizadas por una ejecución plástica hiperrealista que deja al descubierto la belleza y textura de los objetos inanimados que representan.

Otras 11 obras dan forma a ese segundo momento del autor, donde la composición y el cromatismo se contraponen por completo a la etapa anterior, pese a mantener la temática. El paisaje de fondo cobra todo el protagonismo y los colores se aclaran, se iluminan y se enriquecen con incontables matices.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.