Ricardo Melchior
Ricardo Melchior CEDIDA - Archivo

En declaraciones a '7.7 Radio' recogidas por Europa Press, ha señalado que se embarca en ese proyecto pese a que su familia no quiere porque "muchísima gente" le ha pedido que dé su visión sobre la política canaria, en un libro que "puede servir" a los jóvenes que están empezando para que sepan que en la política hay "momentos felices y amargos".

Melchior, que ha dado por cerrada su carrera política tras ser relevado por Pedro Suárez (PP) al frente de la Autoridad Portuaria, espera que en ese libro se recoja que es "un tinerfeño enamorado de su tierra" y que llegó a formar "buenos equipos" de trabajo, tanto en su vida laboral como institucional.

Ha comentado que serán unas memorias "amables" aunque "sin decir mentiras", y puede que haya personas, con las que ha tenido desencuentros, que "no serán bien retratadas, aunque no todo lo que se merecen". "No quiero ofender a nadie", ha indicado.

En el caso concreto del actual presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha admitido que la relación "no es buena", más allá de que no haya contacto entre ellos -"es lo de menos"-, sino que "lo importante es que no se invente cosas, atacando y mintiendo sobre temas que yo he hecho".

En esa línea, ha destacado que "fue un gran vicepresidente del Cabildo, no el mejor", pero desde que accedió a la Presidencia, "ha cambiado totalmente", deslizando que la vanidad se ha impuesto a su inteligencia, citando al político alemán Otto Von Bismarck.

Melchior ha señalado también que mantiene un "trato exquisito" con dirigentes de PSOE y PP y "con algunos sí y otros no" de CC, su partido, que probablemente no le vaya a reclamar para las próximas elecciones. "No creo que me lo digan ni creo que lo aceptaría", ha indicado.