Visita al velatorio
Visita al velatorio CEDIDA

Bermúdez, acompañado del concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, y de técnicos municipales, comprobó la marcha de los trabajos junto a representantes de los vecinos.

La obra se inició a finales de julio y constituye una vieja demanda de los habitantes del pueblo, enclavado en el Distrito Suroeste de la capital tinerfeña.

El alcalde subrayó que el nuevo velatorio forma parte de la remodelación de todo el edificio actual, donde se ubicará también la sede de la asociación vecinal y que cuenta con un presupuesto de 222.000 euros.

Precisamente, la presidenta de la asociación, Delia Ramos, se felicitó por el inicio de los trabajos y confió en que muy pronto todos los residentes de El Tablero puedan disponer de unas instalaciones dignas.

El proyecto, que adaptará a la normativa vigente las instalaciones que se venían utilizando como cuarto mortuorio, prevé la modificación del entorno del edificio para convertirlo en apto para el uso de personas con movilidad reducida.

Con ese motivo se reubicará el acceso al edificio por la calle Geranio y se instalarán sendas rampas, una de acceso peatonal y otra, más reservada, para la entrada y la salida de los féretros.

La intervención consistirá por tanto en adaptar la planta baja como servicio de velatorio y reformar el resto del edificio para uso de la asociación de vecinos. Las dos plantas ofrecen una superficie útil de algo más de 140 metros cuadrados.

Con carácter complementario, el proyecto prevé establecer un nuevo sistema de aislamiento de las fachadas mediante la instalación de nuevas carpinterías de aluminio en las ventanas con rotura de puente térmico y doble cristal.

Asimismo, se dotará al edificio con tres nuevos servicios, informa el Ayuntamiento en una nota.

CALLE TOLEDO

Durante su visita a El Tablero, el alcalde también anunció a los vecinos que la repavimentación de la calle Toledo comenzará a ejecutarse en la primera semana de octubre.

"Hemos aprovechado para intercambiar impresiones con los vecinos sobre algunas de sus demandas, entre las que se encuentran la repavimentación de calles", indicó Bermúdez.

En concreto, la calle Toledo es una vía periurbana, de varios kilómetros de longitud, que discurre de manera longitudinal entre los barrios de El Tablero y La Gallega, dando acceso a parcelas y viviendas colindantes de esta zona de la capital.

La propuesta es que, con los trabajos adjudicados a la empresa AMC Construcciones y Contratas 2014 SL, la calle vea mejorada su superficie de rodadura.

Las obras tendrán una duración de dos meses y medio y cuentan con un presupuesto de 158.297,41 euros.