Animal envenenado
Animal envenenado DELEGACIÓN/EUROPA PRESS/ARCHIVO

El caso, que ha quedado visto para sentencia, se refiere a hechos que se produjeron supuestamente entre 2011 y 2013, y el acusado es la persona que gestionaba la caza y hacía funciones de vigilancia en dicho coto.

La organización WWF ha señalado en un comunicado que este mismo coto tenía antecedentes de envenenamiento continuados desde 2005 y, posteriormente a los hechos enjuiciados, "siguieron apareciendo en los años 2014, 2015 y 2016 cebos envenenados y fauna intoxicada, tanto silvestre como doméstica". Entre los ejemplares envenenados se encontraron perros, zorros e incluso un gato montés.

Carlos Cano, experto en lucha contra el veneno de WWF España, ha considerado "importante que estos asuntos se enjuicien y se conozca que la utilización de venenos es un delito por el que el autor puede ser condenado a penas que oscilan entre los seis meses y los dos años de cárcel".

Los cebos envenenados suponen uno de los mayores problemas de conservación de la biodiversidad y ponen en peligro a aves y mamíferos, algunos con poblaciones amenazadas e incluso catalogadas en peligro de extinción. Se calcula que los cebos envenenados habrían matado a 185.000 animales en España en el período 1992-2013, entre aves y mamíferos, muchos de ellos amenazados.

WWF afirma que Andalucía fue la comunidad autónoma donde más buitres negros se encontraron envenenados en el periodo 1990-2005, con 143 ejemplares, y la segunda en lo que respecta a las águilas imperiales ibéricas.

Para evitarlo, WWF España desarrolla desde 1998 el Proyecto contra el Veneno, en el que se impulsan distintas líneas de actuación enfocadas a reducir la impunidad de los envenenadores, iniciativas que incluyen desde la personación en los juzgados a la formación de técnicos y agentes de la autoridad.

Consulta aquí más noticias de Granada.