Rueda de prensa de CIG-Ensino, con Suso Bermello.
Rueda de prensa de CIG-Ensino, con Suso Bermello. EUROPA PRESS

La CIG Ensino ha denunciado que el nuevo curso escolar comienza marcado por el "inmovilismo" de la Consellería, el despido de más de 400 docentes interinos y la pérdida de poder adquisitivo del profesorado gallego, así como con el cierre de 74 aulas en educación infantil y primaria y "lastrado por el peor acuerdo salarial de los últimos años".

En este sentido, el secretario nacional del sindicato, Suso Bermello, ha criticado que este acuerdo "solo fue firmado por dos sindicatos, UGT y CC.OO., que apenas representan al 30% del profesorado gallego", y fue "cerrado por la puerta de atrás en los despachos de la Consellería", lo que "no impedirá seguir perdiendo poder adquisitivo".

Además, ha destacado que la Xunta "se niega a reducir la jornada lectiva del personal docente y mantiene los descuentos por enfermar", además de la docencia en "materias afines sin ningún tipo de regulación", a lo que se suma la "alta provisionalidad" y la "falta de transparencia en los concursos de traslados y adjudicación de destinos".

Así, Bermello ha asegurado que "más de un 11% del personal interino que tuvo nombramiento durante todo el curso pasado perderá su puesto de trabajo o verá empeoradas sus condiciones laborales", después de que la Consellería "convocara oposiciones sin hacer un estudio serio sobre la previsión de jubilaciones y sobre la situación de este colectivo en cada especialidad".

En concreto, según un informe elaborado por CIG-Ensino, tras la adjudicación de destinos para este curso, serían un total de 172 en Primaria y 256 en Secundaria las plazas afectadas por esta "falta de planificación" y por un sistema de acceso "que parece que va a seguir igual en los próximos años", debido a la "falta de interés del nuevo gobierno del PSOE en el Estado por cambiarlo".

LAS CIFRAS

De este modo, el estudio realizado por la CIG-Ensino y presentado este miércoles por su secretario nacional, refleja que "el 36% de las personas que aprobaron las oposiciones nunca trabajaron para la Consellería de Educación", lo que equivale a que "dos tercios de las personas aprobadas tienen un máximo de dos años como personal interino".

Asimismo, "el porcentaje de docentes interinos con más de cinco años de experiencia que aprobaron las oposiciones es del 18%", ha asegurado Bermello, por lo que, "en el caso de aquellas personas con una larga experiencia profesional, superior a 10 años, el porcentaje de aprobados se limita al 5% -79 personas en total en todos los cuerpos-".

Respecto a esta situación, el secretario nacional de la organización sindical ha pedido que "se arreglen las irregularidades" para la próxima convocatoria, que provocaron que "quedaran por cubrir un 16% de las plazas ofertadas", tras "la farsa de inflar la cifra total con las plazas de promoción interna".

EL "PEOR" ACUERDO SALARIAL DE LOS ÚLTIMOS AÑOS

Por otra parte, tras el acuerdo firmado entre UGT y CC.OO. con Educación, Bermello ha criticado que estos sindicatos "se convirtieron en especialistas en firmar en las condiciones que sea, cerrando así la posibilidad de incluir en la negociación una recuperación de lo robado y de las condiciones de trabajo".

"Lo peor es que este acuerdo hipoteca hasta 2021 cualquier otra mejora salarial que se pudiese conseguir para el profesorado gallego" y "no evita seguir perdiendo poder adquisitivo", ha advertido el representante sindical.

Al respecto, ha puntualizado que "las subidas salariales pactadas -un 1,5% de momento de la masa salarial por el acuerdo estatal- y la irrisoria cuantía de 15 euros brutos a partir de la paga de octubre" son "inferiores a la subida del IPC que se disparó al 2,3% interanual en estos momentos".

"EMPEORAMIENTO" DE LAS CONDICIONES LABORALES

Además, Bermello ha asegurado que "hay comunidades que ya en este curso 2018/2019 van a recuperar los 18 o 19 periodos lectivos para el profesorado de secundaria". "El Gobierno de Feijóo fue el primero de todo el Estado en incrementar el horario del personal docente nada más llegar al poder en 2009", ha recordado.

En este sentido, ha indicado que se pasó de 25 a 21 horas en educación infantil y primaria, y de 18 a 20 en secundaria. Así, "durante las negociaciones de finales de curso, con el apoyo de las demás organizaciones sindicales, la Consellería se negó a abrir la negociación de la recuperación de nuestros horarios lectivos", ha explicado el secretario nacional de CIG-Ensino.

"El cinismo del conselleiro de Educación lo lleva a decir que el Ministerio debe transferir fondos para que se pueda implantar esa medida, lo que es radicalmente falso", ha aseverado, y ha añadido que "la reducción de horario lectivo y de ratios supondría una mejora relevante en la calidad de la enseñanza" al "tener menos grupos que atender" y "permitir desdobles y refuerzos, con la reducción de la impartición de materias afines".

"FALTA DE TRANSPARENCIA" EN LAS VACANTES

En esta línea de reivindicaciones, otro elemento "central" del presente curso será "comprobar los efectos del cambio de criterio de la Consellería", ha explicado Bermello, al haber aceptado en la última Mesa la propuesta de CIG-Ensino de "negociar en profundidad la oferta de plazas para reducir el máximo posible la provisionalidad" y "dotar de estabilidad a los equipos docentes de los centros de todas las etapas y niveles educativos".

Así, ha avanzado que el objetivo del sindicato es "que este cambio permita limitar a dos años el tiempo máximo que el personal docente tarde en obtener destino definitivo desde que aprueba la oposición" y "a que se garantice la posibilidad de obtener un mejor destino para el funcionariado de carrera, ofertando todas las vacantes existentes en el Concurso Xeral de Traslados".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.