Corts Valencianes
Corts Valencianes I.CABALLER/CORTS VALENCIANES

La exigencia al Gobierno central de la reforma de la financiación autonómica y peticiones al Consell para reducir las listas de espera,

para "garantizar la libertad" en la elección de centro educativo o la ampliación del parque público de vivienda son algunas de las medidas que plantean los grupos parlamentarios en las propuestas de resolución que han presentado al Debate de Política General en Les Corts y que se debatirán este jueves.

En esta nueva versión del debate recién estrenada, los grupos contaban con un límite de 12 propuestas, sin limitación de extensión, y el PP ha plasmado en esa docena de propuestas hasta 948 iniciativas concretas, lo que ha sido criticado por el resto de formaciones, que ven ahí un ejercicio de "filibusterismo político" y una "burla" al parlamentarismo que busca encajar en el nuevo modelo de debate las mil propuestas que solían presentar en años anteriores. El PP ha señalado que se ciñe al formato establecido.

Un año más, PSPV y Compromís han registrado de manera conjunta sus propuestas de resolución, que tienen como "estrella" la petición al Consell de que siga reivindicando al Gobierno central, ahora con Pedro Sánchez a la cabeza, la reforma del sistema de financiación y unas inversiones en los Presupuestos de 2019 acordes con el peso poblacional de la Comunitat, además de un déficit asimétrico que compense la infrafinanciación y la condonación de la parte de la deuda que esta ha provocado.

También se reclama el inicio de la negociación política para la armonización fiscal en el conjunto del país y que el Consell se dirija al Senado para pedirle que convoque la Comisión General de las Comunidades Autónomas con la comparecencia del president, Ximo Puig, que solicitó el pasado mes de enero.

El portavoz socialista, Manolo Mata, ha explicado que con esta propuesta se demuestra que su grupo dice "lo mismo en 2015 que en 2018, con Mariano Rajoy y con Pedro Sánchez", mientras que la portavoz adjunta de Compromís, Mireia Mollà, ha subrayado que el relato valenciano sobre financiación está "muy definido" y ahora hay un Gobierno con el que están "más cómodos para poder negociar" y lo que deben ahora es "encontrar una reciprocidad a la hora de calendarizar cómo va a ser la reforma de inmediata y urgente del sistema".

Otras de las propuestas de Compromís-PSPV plantean la elaboración de un plan para reducir las listas de espera en sanidad, continuar recuperando para la sanidad pública las concesiones, realizar un estudio sobre la puesta en marcha de un consorcio único de bomberos, la gratuidad de la AP-7, regular el precio máximo de los alquileres o elaborar un plan de residuos. Asimismo, reivindican políticas integradoras y en defensa de los derechos humanos frente al "preocupante avance de la extrema derecha en Europa".

PROPUESTA DE LOS 'AGERMANATS'

Estos dos grupos han 'cedido' una de sus iniciativas a los cuatro ex diputados de Ciudadanos, los denominados 'agermanats', en la que piden al Consell crear unidades de hospitalización domiciliaria para niños enfermos crónicos altamente dependientes. Se trata de que puedan participar, si no en voz, por escrito en este debate.

El tercer socio del Botànic, Podemos, también reivindica esa reforma "inmediata" del sistema de financiación que establezca un nuevo modelo con "recursos suficientes y repartidos equitativamente entre todas las autonomías", así como un reparto de las inversiones en base al peso poblacional y una ejecución que compense "la insuficiencia inversora de los últimos años".

Asimismo, según ha detallado su síndic, Antonio Estañ, plantea cuestiones como la ampliación del parque público de viviendas, un plan de infraestructuras, establecer mecanismos para aliviar la situación de afectados por iDental y un plan estratégico para reducir los retrasos en las listas de espera, para lo que proponen aumentar plantillas y la utilización de las infraestructuras sanitarias mañana y tarde.

De igual modo, urge a combatir la obesidad mediante la aplicación de una tasa a bebidas azucaradas que sea finalista y cuya recaudación se destine a programas de salud y alimentación. También reclama la ampliación de la cobertura de las escuelas infantiles de 0-3 años para cubrir el 100% de la demanda, mejorar los derechos laborales de la camareras de piso y una revisión "integral" y control de la situación de los residuos.

PLURILINGÜISMO "SIN CHANTAJES"

Desde Ciudadanos su portavoz, Mari Carmen Sánchez, ha explicado que son "serias y ordenadas" y apuestan, por ejemplo, por reducir las listas de espera quirúrgicas, que antes de realizar la reversión de u departamento de salud se haga una auditoría externa, que se implante "un plurilingüismo real, sin chantajes" comenzando por derogar la ley actual, garantizar la libre elección de centro por parte de las familias, tener en cuenta la demanda social para la renovación de conciertos o reducir el impuesto de sucesiones, apostando al mismo tiempo por adelgazar el sector público instrumental.

La portavoz adjunta del PP, Eva Ortiz, ha explicado que entre sus iniciativas se defiende la "libertad educativa", la eliminación de listas de espera, la bajada de impuestos o la reforma de la financiación, porque desde que Sánchez está en Moncloa para Puig ·parece que nos financian mejor cuando no es verdad".

La defensa del trasvase Tajo-Segura, la reducción de altos cargos del Consell o la petición para que el Consell se pronuncie "en favor de la unidad nacional y en contra del procés" son otras de las reivindicaciones que plantean los 'populares'.

CRÍTICAS AL PP

Mata ha criticado el "filibusterismo político" del PP, que "ha convertido las 12 propuestas de resolución pactadas en otras 1.000 propuestas igual que el año pasado con la intención de bloquear y desprestigiar el Debate de Política General". Por ello, ha avanzado que los grupos están estudiando votar en contra de todas ellas.

Por su parte, Mollà -que ha manifestado que hay posibilidad de negociar cuestiones con Podemos e incluso con Cs- ha censurado que el PP "sobrepasa los límites de la ética parlamentaria" y busca "quedarse absolutamente a solas" en un espacio político "muy peligroso" que representa "el sectarismo y expresiones de extrema derecha".

Cs cree que el PP "vuelve a reírse de este debate" y "lo único que aporta es opacidad y bloqueo al trabajo que se está haciendo", con propuestas de hasta de 25 páginas en las que "se mezclan temas". "Es una burla a los valencianos y a los grupos, una mofa al debate", ha agregado.

En respuesta, Eva Ortiz ha lamentado "las pocas ganas de trabajar" de estos grupos y ha defendido que se han ceñido al nuevo modelo, con sus 12 propuestas, pero enumerando en ellas detalladamente "lo que son cada una de las situaciones", con 948 "aclaraciones".

Consulta aquí más noticias de Valencia.