El PPN ha señalado, en un comunicado, que "la Ley en vigor presentaba tales problemas que la consejera Beaumont tuvo que presentar una reforma que no tuvo ni consenso ni apoyo por parte de sindicatos, grupos políticos, policías locales y forales, e incluso fue rechazada en pleno".

A su juicio, "esta reforma carecía de eficiencia y confirmaba las declaraciones que hicimos en su momento en las que augurábamos que la Ley que presentó el PSN en 2015 junto con los grupos nacionalistas e IE era deficiente y promovía una distensión en el cuerpo de policías".

"En estos tres años y medio de legislatura no se ha dado solución al problema que se lleva arrastrando en los organismos de seguridad navarros, y ahora somos los grupos políticos los que tenemos que darle solución", ha indicado el PPN.

Ha advertido de que "si esta nueva reforma de la Ley de Policías cuenta con el apoyo de a quienes va dirigida, que es el cuerpo de la Policía tanto local como foral, habrá que tenerla en cuenta y valorarla, siempre y cuando garantice la estabilidad en cuanto a las condiciones laborales de los policías".

Consulta aquí más noticias de Navarra.